Tote Barrera «¿Ha pasado el Primer Anuncio por nosotros?»

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

El pasado sábado se celebró una nueva edición de la Escuela de Evangelizadores donde numerosas personas acudieron a este encuentro diocesano en el Colegio de las Salesianas de Cádiz.

Una jornada muy completa donde comenzó con la celebración de la eucaristía presidida por Mons. Rafael Zornoza, acompañado de una representación de la curia y del clero diocesano. Fue una celebración muy especial y sentida porque se cumplía el 16º Aniversario de la Ordenación Episcopal del obispo diocesano. En su homilía Mons. Zornoza agradeció a los participantes el interés y esfuerzo por asistir a la jornada y poder compartir un rato de encuentro con el Señor. Asimismo el prelado transmitió a los fieles que «la Evangelización es mucho más que dar catequesis…es estar en búsqueda de Dios, de la felicidad, de la realización de la persona. Nosotros que hemos encontrado al Señor, ahora nos plantea vivir en la Iglesia».

El objetivo de este Primer Anuncio es «que hay que ir de nuevo al corazón del Señor, y buscar que cada uno de nosotros viva su vocación unida a su misión» continuaba monseñor. «Hablamos de métodos, y hemos innovado muchas cosas en la diócesis, pero hay algo que no debemos olvidar y es nuestra debilidad y pequeñez. Pero no es un estorbo, es el medio del que se sirve el Señor, y nosotros siempre estamos en función de poner a los fieles en relación con Dios, porque forman parte del ser de la Evangelización».

Al finalizar la eucaristía, Mons. Zornoza quiso compartir por primera vez con los fieles, la oración que le dedicó a la Virgen María hace 16 años en su Ordenación Episcopal.

Tras la Santa Misa, las ponencias y el diálogo con Tote Barrera y Cristy Salcedo comenzaron en el salón de actos donde se trató el tema «El arte de recomenzar: cómo volver al Primer Anuncio». Decía Barrera que «para recomenzar hay que volver dónde empezó todo, volver a ese enamoramiento y darnos un remojón de Espíritu Santo». Lo que debe pasar para hacer un Primer Anuncio «es que la gente responda y reconozca que Cristo es el Salvador. Y parece obvio que el Primer Anuncio haya pasado por nosotros, pero no lo es, pues hemos hecho misión pero hemos dado por supuesto al discípulo». Tote mencionó la importancia de anunciarlo en comunidad, «si no somos comunidad, no podemos pasar por el Primer Anuncio, no lo podemos anunciar si no somos enviados y eso debemos hacerlo desde la parroquia».

«Toda renovación tiene que partir de Pentecostés» -decía Cristy Salcedo – «Se nos ha olvidado que necesitamos el poder del Espíritu Santo, para que todo lo que emprendamos, de sus frutos. Darle el control, esa es la clave». Plantea un desafío; ser capaz de darle el lugar al Espíritu Santo en nuestra Evangelización.

Tras las ponencias, hubo tiempo de descanso y almuerzo compartido para dar paso a la sesión de la tarde donde, por grupos, se hizo una puesta en común de todo lo analizado.

El encuentro finalizó con la Exposición del Santísimo Sacramento.

Próximamente se anunciará la segunda sesión de la Escuela de Evangelizadores «ACOMPAÑAMIENTO – Vivir acompañados para crecer» que tendrá lugar el 19 de marzo y contará con D. Javier Siegrist como ponente.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés