Mons. Zornoza presidió la presentación del libro Materia y Resurrección

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

El pasado lunes, 8 de mayo, tuvo lugar en el Seminario ‘San Bartolomé’ de Cádiz, la presentación oficial del libro Materia y Resurrección, escrito por el físico José Luis Solano, que, a su vez, es miembro de la 1ª Comunidad Neocatecumenal de la parroquia de la Santa Cruz de Cádiz.

El acto estuvo presidido por D. Rafael Zornoza Boy, Obispo de Cádiz y Ceuta, quien ha prologado dicha obra e intervino, en calidad de ponente presentador, el P. Ricardo Jiménez Merlo, Rector del Seminario Conciliar.

Ante un Salón de Actos totalmente abarrotado y expectante, abrió el acto el Sr. Obispo, quien, tras dar una cálida bienvenida a los asistentes e invocar al Espíritu Santo, tomó la palabra para hacer una breve pero profunda síntesis de su prólogo, destacando del ensayo ser un libro de importancia y valor indudable realizado por un físico creyente, así como su carácter serio y eclesial, que favorece el diálogo constante y necesario, entre fe y razón. Tras una interesante disertación, D. Rafael acabó su exposición concluyendo que “la inmensidad del universo nos devuelve siempre nuestra pequeñez, pero el Amor de Dios nos recuerda la infinitud que nos constituye. Espero que nuestro asombro se convierta en alabanza y en seguimiento amoroso de Aquel hombre resucitado que es Dios y vive por los siglos”.

A continuación, el P. Ricardo, ya desde una perspectiva más personal, realizó una presentación del autor, resumiendo su experiencia de fe vivida a través de un encuentro personal con Jesucristo dentro de un Camino de Iniciación Cristiana, como es el Camino Neocatecumenal, y subrayando su preocupación por la Eucaristía y su celo por la Evangelización.

Para acabar, el propio autor, tras expresar su alegría y su agradecimiento a Dios porque este acto se celebrara en dicho lugar y dentro del Tiempo Pascual, compartió con los asistentes, brevemente, la génesis de cómo se había escrito el ensayo. Y concluyó: “este ensayo huye de toda visión fisicista o racionalista de la Resurrección, así como de intereses comunes al esoterismo o a alguna ciencia de tipo ocultista. Trata de ser un ensayo serio y sobre todo – comentó – es un canto a la Victoria de Jesucristo Resucitado y una invitación a la Esperanza personificada en Cristo vencedor del pecado y de la muerte, que nos ofrece una vida nueva en Él”. Finalizó su intervención, agradeciendo, de corazón, su asistencia a todos y cada uno de los asistentes.

El acto lo concluyó D. Rafael con la oración del Regina Caeli. Y, continuando en un ambiente distendido y lleno de comunión, todos los participantes pasaron a degustar un vino de cortesía. Mientras, se distribuyeron los libros y fueron dedicados gustosamente por el autor, a todos aquellos que así lo desearon.

Contenido relacionado

Hacia una convivencia solidaria y compasiva

Noreena Hertz El siglo de la soledad Barcelona, Paidós, 2021 En la actualidad,...

Enlaces de interés