Mons. Zornoza preside la inauguración de la estatua del misionero Pedro Manuel Salado

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

La localidad de Chiclana de la Frontera rindió en el día de ayer, 5 de febrero, un justo homenaje al misionero Pedro Manuel Salado, fallecido hace cinco años cuando salvaba a siete niños del ahogamiento en una playa de Ecuador.
Así, en la Plaza de Jesús Nazareno ya luce el monumento a Pedro Manuel. Al acto, que fue presidido por el obispo de Cádiz y Ceuta, Mons. Rafael Zornoza, asistieron el arcipreste de la ciudad, José Manuel Daza, y diversas autoridades de la localidad, entre las que se encontraba su alcalde, José María Román, familiares y cientos de vecinos, que no quisieron perderse este sentido reconocimiento a este religioso que dio su vida por los demás.

La estatua del hermano Pedro, como se le conoce en Chiclana, es obra del escultor José Antonio Barberá. La pieza representa al misionero dando la mano a un niño y una niña, reflejo de lo que fue su vida y su muerte.

Tras la inauguración, el obispo diocesano presidió la misa por el quinto aniversario del fallecimiento de Pedro Manuel Salado, en la Iglesia de San Juan Bautista.

Contenido relacionado

La permanente unidad de la vida y la muerte

José Regio Poemas del Dios y del Diablo Madrid, Hermida Editores, 2021 Oportuna, sin...

Enlaces de interés