Los misioneros y misioneras de la diócesis nos cuentan «lo que han visto y oído»

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

Como cada año, Obras Misionales Pontificias desarrolla una nueva edición del Domund, que en esta ocasión tendrá lugar el próximo domingo día 24 de octubre. La de este 2021 lleva por lema el de ‘Cuenta lo que has visto y oído’. El Secretariado Diocesano de Misiones de Cádiz y Ceuta ha hecho un llamamiento a todos los Misioneros y Misioneras adscritos a la Diócesis, para que envíen sus vídeos aportando su testimonio.

En ellos explican por qué se hicieron misioneros, cuál es su Misión en el país en el que la llevan a cabo y, parafraseando el lema del Domund de este año, qué han visto y oído allí. Algunos también han añadido cuál es el mensaje que los demás pueden ver y oír de ellos a través de su trabajo. Como refuerzan algunos, “son las personas empobrecidas las que nos evangelizan”.

Hemos recibido testimonios como los de Manolo Jiménez, Salesiano de Don Bosco originario de Tarifa y que ejerce su labor en Kinshasa (Congo R.D.); José Manuel Nogueroles, también Salesiano, natural de la capital gaditana y que desarrolla su misión en Cotonou (Benín); Manuel Ogalla, Misionero Claretiano igualmente nacido en Cádiz y que trabaja en Zimbabue; María de los Ángeles Torres, de la Pequeña Compañía de Jesús, que teniendo como punto de origen San Fernando ahora se encuentra en Paraguay.

A ellos se suman los de Milagros García, Religiosa Adoratriz procedente de Algeciras y que actualmente se halla en Cabo Verde; Antonio Sánchez, Misionero Vicenciano que llegó desde Medina Sidonia a Honduras; e Isabel Fernández, de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, gaditana que despliega su experiencia en Camerún. A todos ellos se sumarán los que formen parte de las actividades que se lleven a cabo durante la presente semana con motivo del Domund.

A continuación compartimos con vosotros algunos de esos vídeos…

Manolo Jiménez es misionero en África desde 1996, y trabaja sobre todo con jóvenes.


La Misión en la que se involucra Milagros García es la acogida, formación, protección y reinserción de mujeres jóvenes víctimas de esclavitud, especialmente del tráfico humano, en Cabo Verde. Muchas de ellas son prostituidas por el precio de un café para poder dar de comer a sus hijos. Ella destaca el carácter fuerte, emprendedor, luchador, de gran resiliencia y alegre de esas mujeres.



Antonio Sánchez lleva en Honduras 36 años compartiendo Misión con los Padres Paúles. Resalta cómo ha visto a personas con problemas extremos de violencia, hasta tener que abandonar Honduras, debido a unos gobiernos corruptos que en sus palabras “se dedican a fabricar pobreza”, algo que contrasta con la “conciencia crítica” de su sociedad civil.



Isabel Fernández se concentra en lo que denomina “pequeños detalles de servicio y los gestos de entrega” tanto de la gente con la que trabaja como de los pacientes a los que atiende o las Hermanas de su Comunidad. Todavía más llamativo es cómo últimamente encuentra a Dios “en las circunstancias de caos”, en concreto en situaciones de corrupción, de muerte o de enfermedad.



José Manuel Nogueroles lleva 32 años en tierras del África Occidental. Trabaja en una escuela profesional con más de 760 alumnos, los cuales adquieren competencias técnicas, así como en una parroquia que implica a muchas asociaciones y movimientos.

[embedded content]

Junto a la parte positiva de Zimbaue, Manuel Ogalla traslada la imposibilidad para muchos padres y madres de pagar una asistencia sanitaria que salve la vida a sus hijos, la desesperanza de muchos jóvenes por el desempleo y la falta de libertad ante un sistema político corrupto.

[embedded content]

La labor misionera de María de los Ángeles Torres comenzó en el año 1990, en Argentina, en una escuela rural. Después se fue extendiendo a la formación, la catequesis y los grupos juveniles, entre otras tareas. Actualmente se dedica a la comunicación, con programas de radio, y a fomentar las vocaciones religiosas, además de dirigir un hogar de niños.



Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Se pone en marcha una iniciativa para rezar por los misioneros y misioneras de...

El secretariado diocesano de Misiones ha impulsado en nuestra diócesis un...

Hacia un verdadero debate público sobre la eutanasia

Aniceto Masferrer (ed.) La eutanasia en España Madrid, Rialp 2021 Partiendo del supuesto de...

Enlaces de interés