Los jóvenes de la Diócesis ponen rumbo a Santiago

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

Setenta y cinco chicos y chicas de la Diócesis de Cádiz y Ceuta han partido esta mañana, en compañía del obispo diocesano, Mons. Rafael Zornoza Boy, hacia Santiago de Compostela, en una peregrinación que finalizará el próximo 2 de agosto.

Repartidos en dos autobuses, en el día de hoy está previsto que realicen una primera parada en Plasencia, donde se celebrará la misa inicial de la peregrinación, en la Catedral de esta diócesis. Así la jornada de este 23 de julio finalizará en Cantalapiedra (Salamanca), donde serán recibidos por las monjas Clarisas, que tendrán un coloquio con ellos.

El jueves 24 de julio llegarán a Finisterre. El viernes 25 saldrán desde Finisterre en autobús hasta Ézaro, donde comenzará el camino a pie, con 15 kilómetros hasta llegar a Carnota. El sábado 26 harán otros 15 kilómetros hasta la localidad de Muros, desde donde partirán el domingo 27, en un recorrido de 24 kilómetros, hasta Serra de Outes. Una vez allí, la jornada del lunes 28 será de descanso, en la que se han preparado una serie de actividades, convivencia, juegos y piscina. El martes 29 de julio será la última etapa antes de llegar a Santiago, con un recorrido de 23 kilómetros hasta Negreira, punto de partida el miércoles 30 hacía Santiago, en un recorrido de 20 kilómetros. El jueves 31 en Santiago asistirán a la misa del peregrino en la Catedral y se venerarán las reliquias del Santo.

Como colofón, en el camino de regreso, el viernes 1 de agosto se realizará parada en Fátima para hacer una visita a la Virgen y al día siguiente continuar hacia Cádiz.

El obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Mons. Rafael Zornoza Boy, acompaña durante todo el camino a los jóvenes, en una peregrinación que ha definido como «una experiencia inolvidable, de gozo, alegría, de compartir entre todos nuestra fe y donde el Señor nos va a tocar a todos el corazón».

Contenido relacionado

Orientaciones pastorales y líneas de acción para la CEE

La Conferencia Episcopal Española ha hecho público el documento Fieles al envío...

Enlaces de interés