«La Iglesia mira los medios de comunicación de una manera positiva»

Diócesis de Cádiz-Ceutahttps://www.obispadocadizyceuta.es/
La diócesis de Cádiz y Ceuta es el resultado de la unión de la Gadicensis y Septensis bajo un único obispo titular, proceso que se inició en 1857 y culminó en 1933. Es sufragánea de la Archidiócesis de Sevilla y no tiene enclaves territoriales en otras diócesis ni de otras en su demarcación.

El nuevo Secretario General y Portavoz de la Conferencia Episcopal Española, el padre José María Gil Tamayo, no es ajeno a los Medios de Comunicación. Durante 13 años fue el Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (1998-2011) y, quien fuera el rostro y la voz en español durante el pasado Cónclave, ha tenido la amabilidad de responder a varias preguntas que le hemos realizado desde Piedras Vivas (revista diocesana de Cádiz y Ceuta).

Qué mensaje de fondo quiere transmitir la Iglesia con la Jornada de este año.

Fundamentalmente recordar que la Iglesia mira los medios de comunicación de una manera positiva, sobre todo en la Sociedad de la Información, en la que vivimos, donde los medios ya no son unos simples instrumentos, sino que conforman una nueva cultura de la que la evangelización no debe ni puede estar ausente. En ella la Iglesia a la vez que hace presente a Cristo por medio de los cristianos, reivindica una comunicación a favor de la dignidad humana, por lo que pone el acento este año en promover una cultura del encuentro a fin de potenciar la dimensión social de los medios que favorezca las buenas relaciones humanas y sobre todo la solidaridad, en especial con los más pobres. La comunicación hoy no puede ser el de individualidades interconectadas, sino de una red de relaciones que favorezca la participación y construcción social. Todo no es entretenimiento o espectáculo.

Cuál es el rol (papel) que debe tener la Iglesia cuando se hace presente en los MCS, en particular en las nuevas redes sociales.

Su misión es sobre todo evangelizadora, iluminadora del mundo de la comunicación, en este caso el «continente digital» con los criterios de la Doctrina Social de la Iglesia. Por tanto la función de la Iglesia va más allá de la funcional o técnica y mira a las personas proponiendo su mensaje evangélico en las claves que nacen del mundo digital. Su tarea es, sobre todo, como no podía ser de otra manera, pastoral. Ella camina por los caminos del hombre, que hoy son también el de las «autopistas de la comunicación». Como, según relata el Evangelio, el Señor hizo con los discípulos de Emaús o Felipe con el eunuco etíope del que nos habla el libro de los Hechos de los Apóstoles.

La Iglesia no puede dejar de hacerse entender porque tienen que cumplir el mandato misional de Cristo.

Contenido relacionado

Orientaciones pastorales y líneas de acción para la CEE

La Conferencia Episcopal Española ha hecho público el documento Fieles al envío...

Enlaces de interés