Palabras de D. Antonio ante la crisis de Ucrania: “CAMINOS PARA LA PAZ”

Cristo es el Príncipe de la Paz. Ahora sufre UCRANIA por la ambición de unos y la inacción de otros. Cuando se declara una guerra solo mueren los pobres. Los que la fustigan, aquellos que hacen el juego estratégico, permanecen tranquilos en sus mansiones, y los que huyen del campo de batalla y no acaban en campamentos de refugiados, es porque tienen suficiente dinero para sobrevivir con, llamémoslo, dignidad. Solo sufren los pobres: exterminio, exilio o miseria en una tierra devastada.

Nosotros vivimos demasiado en paz para ponernos en la piel del pueblo ucraniano. A nosotros no nos amenazan bombas de diseño, ni nos acorrala el hambre, ni la destrucción. Pero estamos obligados a ponernos en su lugar y hacer lo que esté en nuestras manos para trazar caminos para la paz.

Los políticos, que sostenemos entre todos, tienen el deber de entretejer las urdimbres de la diplomacia para llegar a acuerdos justos. Los que vivan con un corazón generoso debemos apoyar a las organizaciones no gubernativas para hacer posible que el menor número de personas sufran sin sentido. Los grupos, asociaciones, hermandades, movimientos y parroquias de nuestra Diócesis de Almería deberemos socorrer y apoyar a las comunidades ucranianas que viven entre nosotros, ellos ahora más que nunca están sufriendo en la lejanía de los suyos.

Finalmente debemos orar y pedir a Nuestro Señor, por la paz en el mundo, por la paz en UCRANIA, por la paz y la humildad en nuestros corazones. Solo la soberbia y la ambición nos enfrentan despiadadamente.

+ Antonio Gómez Cantero
Obispo de Almería

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Vélez Rubio se desbordó para aclamar a la Pequeñica

En las primeras horas del domingo el histórico pueblo de Vélez...

Monteagud recibe a la Virgen de la Cabeza

Este domingo, el último de junio, como marca...

Enlaces de interés