Dos de los Mártires que se beatifican en Granada el próximo sábado fueron sacerdotes en parroquias de nuestra diócesis

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

La Iglesia de Almería se alegra por la beatificación de los 16 mártires de la persecución religiosa de Granada. Dos de estos mártires vivieron su ministerio sacerdotal en parroquias que hoy pertenecen a nuestra diócesis y en aquel tiempo formaban parte de la archidiócesis de Granada: Alboloduy y Adra.

El proceso diocesano de esta causa se celebró en 1999. El 29 de noviembre de 2019 la Santa Sede promulgó el breve pontificio para la Beatificación, pero esta ceremonia proyectada para la primavera de 2020 hubo de suspenderse a causa de la pandemia y por fin podrá celebrarse el próximo sábado en la Catedral de Granada bajo el lema: “Tu Gracia vale más que la vida”.

La Causa formada por 14 sacerdotes y 2 laicos está encabezada por el P. Cayetano Giménez Martínez, párroco de Loja, y la completan sus 15 compañeros: P. José Jiménez Reyes, coadjutor de Loja y encargado de Riofrío; P. José Becerra Sánchez, coadjutor de Alhama de Granada; P. Pedro Ruiz de Valdivia, arcipreste de Alhama de Granada; P. Francisco Morales Valenzuela, martirizado en Alhama; P. José Frías Ruiz, coadjutor de Alhama; P. Manuel Vázquez Alfalla, mártir de Motril; P. Ramón Cervilla Luis, mártir de Almuñécar; P. Lorenzo Palomino Villaescusa, mártir de Salobreña; P. José Rescalvo Ruiz, mártir de Cádiar; P. Manuel Vilches Montalvo, mártir de Iznalloz; P. José María Polo Rejón, mártir de Arenas del Rey; P. Juan Bazaga Palacios, mártir de La Herradura; P. Miguel Romero Rojas, mártir de Coín; Antonio Caba Pozo, seminarista de Lanjarón, y José Muñoz Calvo, presidente de Acción Católica de Alhama. Con ellos serán ya 2069 los mártires de la persecución religiosa elevados a los altares.

Cayetano Giménez Martín, nació en 1866. Ordenado sacerdote, su primer destino fue Alfornón, su pueblo natal, siendo después coadjutor y párroco de Lújar, párroco de Alboloduy y párroco y arcipreste de Loja. El sacerdote Lorenzo Palomino Villaescusa nació en 1867. Fue Coadjutor en Adra y Salobreña, marchó a Argentina donde permaneció quince años, volviendo a Salobreña su pueblo natal como coadjutor.

La ceremonia de beatificación comenzará a las once de la mañana y será retransmitida por Trece TV.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés