Balance positivo del “Maratón vocacional” de nuestro Seminario en torno a San José

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Como cada año, en torno a la fiesta de nuestro custodio y patrón San José, celebramos la Campaña del Seminario, en la que nuestros seminaristas, van por iglesias, colegios y pueblos dando a conocer tanto el Seminario como su vocación.

Es por ello mismo, que este año, bajo el lema de “Levántate y ponte en camino”, nuestros seminaristas han tenido dos fines de semana llenos de actividades y haciéndose presentes en medio del pueblo tanto en parroquias como San Sebastián, Santa Teresa de Jesús, San Isidro Labrador, San Luis Gonzaga entre otras de nuestra capital, Almería y en colegios de dicho lugar, como por ejemplo La Salle Virgen del Mar.

A parte de este camino que han hecho, participaron en el Encuentro de Monaguillos del 11 de marzo donde intentaron transmitir la alegría del cristiano a todos los jóvenes que participaron.

Acercándose más la fecha de San José, los seminaristas de primero, José Antonio García y Raúl Torregrosa participaron de dos entrevistas. La primera para el periódico del Diario de Almería y la segunda para la COPE el viernes 17. Esa misma tarde, nuestros queridos seminaristas se prepararon para un acontecimiento importante, los seminaristas de la Diócesis vecina de Cartagena, diócesis que nos abrió las puertas para acoger a nuestros futuros sacerdotes, venía a nuestro Seminario para participar de la alegría mutua de los ministerios de lector que recibieron Jesús Manuel Rodes y Juan Antonio Pérez  y de acolitado que recibieron Eduardo Alberto Henríquez y Jesús Rico. También participaron de la Ordenación Diaconal de Manuel Piedra que estuvo enmarcada en la jornada 24 horas para el Señor convocada por el Papa Francisco.

Estas no fueron las únicas celebraciones que se realizaron. El mismo sábado 18 de marzo, tuvo lugar la admisión a las Sagradas Órdenes de dos de nuestros seminaristas, Antonio Navarro y Juan Orta en la catedral.

Después de dicha celebración, los seminaristas regresaron a sus casas a seguir con la campaña para que también, sus propios paisanos los conozcan y muestren a Jesucristo en los lugares donde lo conocieron, se enamoraron y decidieron dejarlo todo por seguir al verdadero amado, Jesucristo.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés