Gran jornada de convivencia de las familias de Paz y Bien en un marco incomparable

Un magnífico día de sol otoñal acompañó a las más de 150 personas que congregó el pasado sábado el encuentro de familias de personas usuarias de la Asociación Paz y Bien. Las instalaciones del hotel rural Sierra Luz, ubicado en la localidad onubense de Cortegana, terminaron de poner el broche a una cita en la que se sigue generando conocimiento y que crece en su vocación de continuidad.

‘Caminamos juntos. Vientos de Salud’ es el título de esta iniciativa que ha sido la última del año y cuyo contenido se basó en hábitos saludables para todos, con discapacidad intelectual o sin ella, para la adquisición de los mismos y de los beneficios que reportan cuando se ponen en práctica.

Tras el momento de la inscripción y acomodo en la sala de los asistentes, el acto arrancó con la bienvenida del fundador de la asociación, Rafael Pozo, la concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Cortegana, Irene Barrado, y el psiquiatra consultor de la entidad, Manuel Masegoza. Un auditorio abarrotado esperaba a entrar en faena con un programa cargado de actividades y sorpresas. Y es que el dinamismo marcó la jornada propiciando un ambiente lúdico.

El primer turno fue para María Ángeles Romero, DUE de los servicios de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), quien mostró cómo actuar ante un caso de atraganto con la maniobra de Heimlich, en cuya explicación práctica pudieron participar los propios padres y madres. Luego continuó el doctor Masegoza hablando de alimentación, actividad física y tratamiento, pilares fundamentales de un estilo de vida activo en salud. Las animaciones sorpresa del educador de los servicios de Alcalá de Guadaíra, Miguel Ángel Calero, pusieron un toque de diversión.

A mitad de jornada tuvo lugar la mesa redonda en la que participaron las personas usuarias Encarnación Caro, Rafael García y Joaquín Rivas, quienes protagonizaron el momento más entrañable y de mayor carga emocional. El trío contó a los espectadores de manera coloquial y cercana cómo trabajan los hábitos saludables en sus centros, repasando alimentación, cuidados físicos y bienestar emocional. Técnicas y actitudes que personas sin discapacidad intelectual desconocen u omiten y que ellos saben manejar como la mayor maestría.

Otra de las DUE de los servicios de Alcalá de Guadaíra, Lugui Luque, en otra píldora formativa trató el tema de atención a una persona en crisis epiléptica. Una presentación sobre los trabajos de la asociación en Guatemala, expuesta por Rafael Pozo, puso el punto final a una cita que terminó con un gran almuerzo de convivencia.

Este encuentro es una de las actividades contempladas en el Programa de Familias que se lleva a cabo en colaboración con la Delegación Territorial de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

Contenido relacionado

Homenaje al siervo de Dios Ángel Herrera Oria en CEU Andalucía

Como cada año, la Fundación San Pablo Andalucía CEU ha realizado...

Enlaces de interés