Encuentro diocesano de jóvenes: misericordiando

Diócesis de Tenerifehttp://obispadodetenerife.es/
El Obispado de Tenerife está situado en San Cristobal de La Laguna. La jurisdicción de la diócesis comprende Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro.

“Se puede decir que la misericordia es el carné de identidad de nuestro Dios. Dios de misericordia, Dios misericordioso”, afirma el papa Francisco. A las obras de misericordia, precisamente, ha estado destinado el Encuentro Diocesano de Jóvenes que se ha desarrollado en la capital tinerfeña.

“A mí me gusta traducir miserando, explica Francisco explicando el lema de su pontificado- con un gerundio que no existe, misericordiando, regalándole misericordia. Así pues, misericordiándolo y escogiéndolo, para describir la mirada de Jesús que da misericordia y elige”.

Esto hizo los varios cientos de jóvenes que, después de la acogida festiva en el exterior del templo de La Concepción de S/C de Tenerife, recibieron el saludo del alcalde Bermúdez y del obispo Álvarez. “Lo mejor de esta ciudad son las personas, la gente que atiende, se ocupa de otras personas”, señaló el Regidor, para felicitar por la iniciativa de visitar diversas obras sociales que hacen patente en la ciudad la práctica de las obras de misericordia.

Ya en el templo tuvo lugar la oración inicial. La misma finalizó con la exposición del Santísimo que permanecería en una capilla lateral de la iglesia hasta poco antes de iniciarse la Misa de la tarde.

A partir de ahí, 18 grupos distintos se distribuyeron, a pie o en tranvía, por diversas obras sociales o acciones solidarias, para tener una experiencia junto a aquellos que practican alguna de las obras de misericordia, desde distintas organizaciones o grupos. Así pudieron conocer, e incluso en algún caso ayudar por unas horas, realidades como el trabajo solidario de Don Bosco, la asociación Nuevo Futuro, el Banco de Alimentos, Cruz Roja, Manos Unidas, Aldeas Infantiles, el comedor social de la Noria, el voluntariado en el ámbito del cáncer, el proyecto la Casitas-oblatas para mujeres en situación de prostitución y víctimas de trata con fines de explotación sexual, el trabajo de la pastoral penitenciaria, o de los capellanes de hospitales, o de un voluntario en Lesbos, la acción social de los proyectos de Cáritas, Drago, el Surco, Hassideim, la propia casa diocesana de espiritualidad, o el Asilo de Ancianos, Justicia y paz.

En definitiva, una enriquecedora experiencia para los aproximadamente 500 jóvenes participantes en el marco del Año Jubilar de la Misericordia que está llegando a su término.

Y del sol de la mañana, poco a poco se fue dando paso a la lluvia que acompañó parte del almuerzo, y a los truenos. Ya en el templo, después de realizar la reserva del Santísimo, se celebró la eucaristía presidida por el Obispo.

Álvarez destacó en la homilía el tema central de la Palabra de Dios: la resurrección y la vida eterna. Desde esta verdad capital de la fe cristiana, el obispo subrayó la presencia de Cristo vivo en la eucaristía, enfatizando la importancia de la Misa del domingo en la que “Jesús nos habla y se nos da”. Haciendo referencia a la oración de la Misa invitó a pedir a Dios que nos libre del mal, al tiempo que nos de fe y amor para hacer el bien a los demás.

Un día completo para los jóvenes diocesano. Ahora quedan citados para otras propuestas como la de Centinelas. El próximo sábado doce de noviembre en La Laguna, la misericordia sale a la calle con motivo de la clausura del Jubileo, una acción de Centinelas de la mañana. Además, está programada para adolescentes y jóvenes la acogida de la ”luz de la paz de Belén” en el puerto de la capital tinerfeña, el 16 de diciembre.

Puedes encontrar un amplio álbum fotográfico en nuestro facebook

Contenido relacionado

3 de julio, Jornada de responsabilidad en el tráfico

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no...

Cáritas invirtió en 2021 más de 403 millones de euros para acompañar a 2,6...

Las graves consecuencias sociales de la Covid-19 marcaron la labor de...

Enlaces de interés