25 años de «Diálogo Fe-Cultura»

Diócesis de Tenerifehttp://obispadodetenerife.es/
El Obispado de Tenerife está situado en San Cristobal de La Laguna. La jurisdicción de la diócesis comprende Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro.

En la clausura oficial se reconoció la labor del sacerdote Lucio González Gorrín impulsor, junto al obispo Iguacen Borau, de estos congresos.

Una proyección conmemorativa de las 25 ediciones del diálogo fe-cultura (1990- 2016) puso fin la tarde del viernes de este Congreso. Además, se reconoció la labor del presbítero Lucio González Gorrín, quien como rector del seminario y director del entonces centro de estudios, puso en marcha e impulsó, junto con el obispo Iguacen Borau, esta iniciativa de los congresos fe-cultura.

El sábado una visita al Palmetum y un retiro sobre “cultivar la espiritualidad ecológica” pondrán el cierre definitivo a este Congreso sobre la ecología integral.

La sesión de tarde comenzó volviéndose a ocupar del cambio climático y del llamado Design Change. Desarrollada por alumnos y el profesor Daniel Padilla de la facultad de educación de la ULL. Se trata de una metodología activa mediante el diseño del pensamiento para involucrar a las personas como agentes de cambio en su entorno.

El director del centro social jesuita europeo, José Ignacio García, desde su trabajo en Bruselas invitó a reflexionar y leer la Laudato Sí desde Europa. Primero se centró en los aspectos comunes de lo que llamó una responsabilidad común pero diferenciada, en una de las zonas más desarrolladas del planeta a todos los niveles. Pero Europa sola no puede solucionar los retos ambientales ni es la única responsable de los mismos.

Ahora bien, en el llamado viejo continente el consumo elevado tiene efectos mayores que los que la propia europa “padece”. El modo de vivir, producir y consumir va poniendo en sus “límites” al planeta. Es lo que se llama “sus fronteras planetarias”, ya que más allá de las mismas no será posible la vida. Entre los límites físicos y sociales se desarrolla la vida- aseveró.

En la segunda parte de su disertación abordó algunas cuestiones específicas de la encíclica papal que podrían centrarse en Europa. García señaló cinco temas en la línea de esta responsabilidad común pero diferenciada, a saber

1.- Europa puede tener una buena contribución por su historia y cultura para hacer ver a los escépticos del cambios climático, que el mismo es real.

2.- Otra es el conjunto de la “deuda ecológica”. Ella responde a que algunas regiones del planeta han comenzado antes la industrialización, el desarrollo, el bienestar y, por tanto, tendrían esa deuda ecológica con otros lugares.

3.- El papa también se refiere al llamado “mercado de derechos de emisión”. Cuestión controvertida, pero lo cierto es que por si solo, el mercado no puede resolver los problemas medio ambientales

4.- Optar por el “decrecimiento”. Otro tema complejo. El ponente subrayó que el modelo actual de crecimiento convierte social y físicamente en insostenible la situación. Por ello se habla del decrecimiento, que supondría entre otras cosas, compartir, estados de vida más austeros, procesos colaborativos, modos de compartir el trabajo, etc.

Y 5.- José García citó un último elemento, la categoría señalada por el papa, “el diálogo”. Se precisan- expuso- consensos amplios y fuertes. Agentes que promuevan el diálogo entre los más ricos y los menos ricos y muy pobres. Europa puede jugar una papel de mediación, de compromiso y asumir cargas.

Hay que ir, finalizó García Jiménez, hacia “soluciones responsables, duraderas y sostenibles».

Antes de la última ponencia, hubo un espacio para el montañismo. “Montaña para todos” estuvo desarrollada por Humberto Domínguez Martel, Vicepresidente del club de montañeros Nivaria.

El obispo de Ciudad Rodrígo, Raúl Berzosa tuvo a su cargo la última ponencia de esta cita anual, titulada: «Ecología integral en el papa Francisco». De modo tan didáctico (parábolas, imágenes, decálogos, etc) e intenso pudo resumen lo más importante de este importante documento pontificio.

Berzosa partió de los ecos que suscitó la encíclica (carta magna de ecología, modelo de modernidad alternativa, eco evangelio, etc.) de sus aspectos que han sido considerados mejorables: más breve, sencillo, sistemático…para resumir lo sostenido por Francisco en doce diapositivas (un verdadero planteamiento ecológico y social, las pretensiones del obispo de Roma, el ver, juzgar y actuar en la encíclica, sus temas transversales, la traducción ecológica a la vida cotidiana, las líneas concretas de orientación y acción ecológica a nivel internacional, las políticas nacionales y locales, las preguntas decisivas, el diálogo ecológico a nivel religioso, lo que pide a la ciencia..). Todo ello encuadrado en tres principios: solidaridad, justicia y participación. Y un deseo: la preminencia del bien común.

Raúl Berzosa enfiló el final de su intervención con un decálogo para seguir caminando con esperanza y fe, el cual sintetizó en dos: escuchar el clamor de los pobres y de la tierra. La Laudato Si´será un documento vivo o muerto según los cristianos queramos hacer con él – sostuvo.

En la clausura oficial del Congreso, tras el video conmemorativo, se realizó la memoria agradecida al trabajo e impulso del sacerdote Lucio González. También se entregaron los premios de los concursos “encuentro en la cultura” y, tras las intervenciones finales, se produjo la actuación musical del grupo folklórico de la facultad de educación de la ULL.

Contenido relacionado

Nombramientos

Este fin de semana se han hecho públicos los nombramientos de Airán...

Ha partido a la Casa del Padre el sacerdote Manuel Segura, S.J

En la noche del martes 20 de junio fallecía en Córdoba...

Enlaces de interés