Una jornada más en la Visita Pastoral a La Purísima Concepción de Brenes

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Encuentro con los niños de catequesis, con los grupos de Iniciación Cristiana, con Cáritas, con un grupo de adultos de vida espiritual, Adroración Eucarística y celebración de la Eucariastía por los fieles difuntos del pueblo protagonizaron la cuarta jornada de la Visita Pastoral del obispo auxiliar a la parroquia de la Purísima Concepción de Brenes.

El encuentro con los niños que acaban de comenzar su primera Síntesis de Fe, estuvo cargado de preguntas y respuestas donde los niños estuvieron aprendiendo mucho sobre la Iglesia y su funcionamiento.

La reunión con el equipo de Cáritas Parroquial fue muy intensa, en ella las componentes del grupo expresaron sus sentimientos acerca de su labor caritativa, poniendo de relieve los gozos que le proporciona esta labor y las dificultades que encuentran en el camino.

Por su parte el Obispo Auxiliar les explicó que su labor pastoral es uno de los tres pilares fundamentales que puede tener la Iglesia: la Palabra, los Sacramento y la Caridad. Les invitó a valorar la dignidad personal de los que se acercan, y les dijo que aunque solo sea con la escucha amable, a pesar de no poder solucionar a veces los problemas, ayudan a que las personas salgan reconfortadas.

Además recordó que ser caritas es una experiencia de Dios en nuestra vida cada vez que hacemos algo por el prójimo. Lo que llena en este sentido no es la experiencia humanitaria, sino el Señor. Las animó en su labor a no decaer, ya que no se busca la eficacia o la estadística sino mostrar el Amor de Dios, siempre sabiendo que nuestra caridad es un signo de una caridad mayor.

Como un parón en la actividad de la Visita Pastoral, D. Santiago expuso el Santísimo en la parroquia como se acostumbra cada Jueves para poner delante del Señor todo lo vivido estos días. Un momento de recogimiento y contemplación.

La Eucarística se celebró en conmemoración de todos los fieles difuntos del pueblo, cita a la que no faltó la feligresía que se unió con un respetuoso clima de silencio y profunda oración.

Finalmente se reunión con un grupo de adultos que este curso ha comenzado su quinto año de andadura en el crecimiento en la Fe personal y comunitaria. Como medios: la catequesis, la Palabra de Dios y el hecho de compartir las experiencias personales de modo que todos se enriquezcan y ayuden mutuamente.

Óscar Díaz

Contenido relacionado

Adultos regenerados por las aguas bautismales

“Pascua sagrada, oh fiesta bautismal, del seno de las aguas renacemos...

La Parroquia Nuestro Padre Jesús y San Sebastián, de Lora del Río, acoge un...

La Delegación diocesana de Migraciones organiza un encuentro sobre el proyecto...

Enlaces de interés