Seis de cada diez personas en el mundo sufren discriminación o persecución por su fe

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El 61% de la población mundial vive en países donde no se respeta la libertad religiosa, lo que significa que seis de cada diez personas en el mundo no pueden expresar con total libertad su fe. Esta es una de las principales conclusiones del Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2018 que ha presentado recientemente la fundación de la Santa Sede Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN España).

El estudio analiza en 196 países el grado de cumplimiento de este derecho recogido en el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Reconociendo que la libertad religiosa no se puede evaluar adecuadamente de forma aislada, los informes valoran las a menudo intrincadas relaciones entre las cuestiones religiosas y otros factores relacionados con ellas, como son la política, la economía y la educación. En base a ello, se extrae que 38 países cometen violaciones importantes a la libertad religiosa, concretamente en 17 hay discriminación a causa de la fe y en 21 se persigue, en algunos casos hasta la muerte, por las creencias religiosas.

El texto también recoge cómo en estos dos últimos años en casi la mitad de estos países la situación de los grupos religiosos minoritarios se ha deteriorado considerablemente, destacando “una importante decadencia” en China e India. Además, se han incluido países como Rusia y Kirguistán en la categoría de “Discriminación”, lo que supone, fundamentalmente, la institucionalización de la intolerancia, ejercida normalmente por el Estado o sus representantes en distintos niveles. No en vano, el informe destaca el ultranacionalismo (que se está instalando en cada vez más países) como otro de los factores que producen mayor discriminación religiosa, actuando de forma “agresiva y hostil contra las minorías religiosas”, acentuado por la crisis migratoria.

Igualmente, el texto hace una dura crítica contra los Gobiernos y los medios de comunicación occidentales para los que la libertad religiosa “está perdiendo importancia en el orden de prioridades en la defensa de los derechos humanos”. Además, denuncia que “muy pocos de estos Gobiernos han proporcionado a los grupos religiosos minoritarios la ayuda que necesitan con tanta urgencia”.

A raíz de estos datos, se calcula que 327 millones de cristianos viven en países donde hay persecución religiosa y 178 millones en países donde se discrimina por seguir una religión. Esto significa que 1 de cada 5 cristianos en el mundo viven en países donde hay persecución o discriminación.

Puede descargar el Informe sobre Libertad Religiosa 2018 completo a continuación:

Contenido relacionado

Sillón arzobispal de la Sala Capitular, en la Catedral de Sevilla

El pasado sábado 12 de junio tomó posesión el nuevo Arzobispo...

Mons. Asenjo visita las comunidades de vida contemplativa

El arzobispo emérito de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, está llevando...

Lecturas del Domingo XII del Tiempo Ordinario (Ciclo B)

Primera lectura Aquí se romperá la arrogancia de tus olas Job 38,...

Enlaces de interés