«Salir a las periferias»: Conclusiones de la mesa redonda de Pastoral Obrera

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

«Tenemos el reto de la comunión, que solo es posible construir vinculados a Cristo y a las víctimas». Con esas palabras del moderador del acto, Alfonso Alcaide, se daba por finalizada la mesa redonda organizada por la Delegación diocesana de Pastoral Obrera, bajo el lema «Salir a las periferias, propuestas de esperanza para las personas paradas», que tuvo lugar el pasado viernes 28 de marzo.

Casi un centenar de personas acudieron a esta convocatoria de la delegación de Pastoral Obrera, que se desarrolló en el Aula Domínguez Valverde del Arzobispado, que tenía como fin profundizar en las posibles respuestas que pueden darse ante situaciones de injusticia, pobreza, exclusión, paro y precariedad laboral, en las que viven numerosas familias.

Compromisos para transformar la realidad

«Imaginar y construir nuevas formas de solidaridad en nuestra iglesia diocesana, promover una nueva organización del trabajo desde la Doctrina Social de la Iglesia y cambiar modelos de producción son algunos de los retos que los cristianos hemos de afrontar para realizar nuestra tarea evangelizadora en el mundo del trabajo, según se puso de manifiesto en las aportaciones de los integrantes de la Mesa»- explica Diego Márquez, delegado diocesano de Pastoral Obrera.

Manuel Luis Góngora, Mariano Pérez de Ayala, e Isabel Cuenca expresaron cómo debe aceptarse el relato de lo que está sucediendo como si no hubiera alternativas, » pues los cristianos tenemos la obligación de discernir opciones y compromisos para transformar la realidad y para ello construir «zonas liberadas», espacios donde generar –frente al desempleo y la precariedad- procesos de personalización tejidos solidariamente de estructuras de comunión construidas sobre la primacía de la persona, para posibilitar una economía que ponga en el centro al ser humano. Para esta tarea es necesaria toda la Iglesia».

«El deterioro de los derechos de los trabajadores va más allá de una mera raíz económica- añade Diego Márquez- y se genera desde planteamientos ideológicos en los que se alían poderes económicos, poderes financieros, poder político, estructuras de pecado y una sociedad amoral, frente a lo cual trabajadores hemos de recuperar un proyecto de vida que no reduzca el trabajo a un mero medio de ganar dinero.»

«Desear, buscar, y cuidar el bien común, el bien de los demás es algo que solo hacemos como consecuencia de la experiencia del amor de Dios en nuestra vida, por eso estamos llamados a ser y generar sujetos nuevos, desde el Evangelio, capaces de vivir alternativas de comunión como expresión de fe.»- concluye el delegado de Pastoral Obrera.

Contenido relacionado

La Virgen Niña con Santa Ana y San Joaquín. Parroquia de Sta. Mª la...

Celebramos estos días la primera Jornada Mundial de los Abuelos y...

El cardenal Amigo recibe este domingo el título de hermano de honor de la...

El cardenal arzobispo emérito de Sevilla, monseñor Carlos Amigo Vallejo, recibirá...

26 de julio, Jornada de los Abuelos y Personas Mayores

La Delegación diocesana de Familia y Vida celebrará la I Jornada...

Enlaces de interés