Monseñor Saiz en la Vigilia de Navidad: “El 24 de diciembre contemplamos especialmente el amor de Dios”

Archidiócesis de Sevilla
Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Monseñor Saiz en la Vigilia de Navidad: “El 24 de diciembre contemplamos especialmente el amor de Dios”

Monseñor José Ángel Saiz Meneses, arzobispo de Sevilla, presidió el pasado 24 de diciembre la Vigilia de la Natividad del Señor (o Misa del Gallo) en la Catedral hispalense, concretamente en el Altar Mayor. La ceremonia, en la que participaron centenares de fieles, estuvo concelebrada por el deán de la Catedral, Teodoro León.

El arzobispo comenzó su homilía refiriéndose al Evangelio que se había leído esa noche, el relato del anuncio del ángel a los pastores de Belén. “Esta Buena Nueva resuena con toda su fuerza y actualidad aquí y ahora para nosotros, y en cientos y cientos de miles de catedrales, iglesias, capillas, oratorios y hogares familiares, en todo el mundo, en los cinco continentes”.

En esta línea, señaló que Dios “se ha encarnado y nacido por nosotros y por nuestra salvación, para llevar a cabo una Nueva Alianza”.

A continuación, monseñor Saiz hizo una reflexión sobre la Navidad, un tiempo “de paz y amor, de reconciliación, alegría y esperanza”. “La Encarnación de Cristo, la Palabra y la Sabiduría de Dios, en una naturaleza humana -continuó-, produce la mayor revolución de la historia de la humanidad, y posibilita que el ser humano pueda alcanzar su dignidad más alta: ser hijo de Dios”. E insistió en que el 24 de diciembre “contemplamos especialmente el amor de Dios. Un amor eterno e infinito, un amor tan grande y tan profundo, que sobrepasa nuestras capacidades, que escapa a nuestras valoraciones, pero que podemos intuir en la ternura de un niño que nace y que es el Hijo eterno de Dios que entra en el tiempo”.

Luz y paz

Por otro lado, don José Ángel hizo referencia a la imagen de la luz, “muy presente en la Sagrada Escritura”. Según el profeta Isaías, “la luz de Israel y de todas las naciones será el Mesías. En el Evangelio de san Juan, Jesús afirma de sí mismo que es la luz del mundo. Es este un misterio profundo que san Pablo también recoge en la segunda carta a los cristianos de Corinto: la luz de Dios brilla en el rostro de Cristo y de ella se irradia al corazón de los apóstoles, y por los apóstoles a todo el mundo. Deberemos, pues, caminar en la luz”.

Concretamente, apuntó, caminar en la luz significa “obrar de acuerdo con la verdad, tratando de ser verdad y de obrar según la verdad en toda ocasión. Ser luz equivale a pensar, decir y vivir en la verdad, en todas las circunstancias, y no pactar ni asociarse con la mentira, sino denunciarla con valentía”.

Finalmente, el arzobispo de Sevilla habló de la paz, partiendo de uno de los títulos que el profeta Isaías otorga al Niño Dios: “Príncipe de la Paz”. Al respecto, manifestó que “Dios ama a todos los hombres y los llama a vivir en paz, formando una gran familia. Este amor suyo, manifestado en el Hijo recién nacido, es el fundamento de la paz. Este amor debe llevar a la reconciliación de cada persona con Dios, consigo misma, con los demás y con la Creación, y de este modo se harán nuevas las relaciones entre las personas y podrán vivir en fraternidad superando todo tipo de violencia, de conflicto, de guerra”. Asimismo, exhortó a pedir a Dios “una y otra vez el don de la paz y trabajar en la construcción de la misma. Construir la paz desde los cimientos de la verdad, de la justicia, del amor y de la libertad. Construir la paz educando en la solidaridad, en la conciencia de que la humanidad es una familia que debe compartir sus bienes. Construir la paz desde una urgente reorientación y un nuevo replanteamiento de la actividad económica”. Sin embargo, advertía, para ello paz es necesario “avanzar por el camino del perdón, la purificación de la memoria y el olvido de las ofensas”.

Finalmente, monseñor José Ángel Saiz Meneses concluyó su homilía invitando a vivir esta Buena Noticia con profunda alegría, “porque Dios ha entrado en la historia para salvarnos” y “ha de reavivar el amor, porque Dios es amor, nos ha creado por amor y nos ha creado para que vivamos como hijos de la luz, en la verdad, en la coherencia, en el amor”.

Puede leer y descargar la homilía completa de la Vigilia de la Natividad del Señor a continuación.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

La Catedral de Sevilla acogerá mañana sábado las ordenaciones sacerdotales

Mañana sábado, 15 de junio, tendrá lugar en la Catedral de...

Evangelio del XI Domingo del Tiempo Ordinario en Lengua de Signos Española (Ciclo B)

Evangelio del XI Domingo del Tiempo Ordinario, en Lengua de Signos...

Más de 450 profesores de Religión participan en la jornada de final de curso...

La Delegación Diocesana de Enseñanza celebró el pasado 8 de junio...

Enlaces de interés