Mons. Saiz preside una Eucaristía en la Parroquia de Santa María Magdalena, de Dos Hermanas, por el décimo aniversario del COF

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Mons. Saiz preside una Eucaristía en la Parroquia de Santa María Magdalena, de Dos Hermanas, por el décimo aniversario del COF

Respondiendo a las recomendaciones del Papa, la Archidiócesis hispalense, bajo la responsabilidad del arzobispo, de los delegados diocesanos de Familia y Vida y de los párrocos de Dos Hermanas, con el patrocinio de las hermandades, creó en el mes de marzo de 2011, el primer Centro de Orientación Familiar (COF), en Dos Hermanas.

Desde entonces y hasta la actualidad, el COF de Dos Hermanas presta servicios de asesoramiento en los campos de la orientación, la terapia y la mediación familiar, la ayuda psicológica para niños, el asesoramiento ginecológico, y el asesoramiento legal y en derecho canónico para matrimonios. Con motivo de este décimo aniversario, monseñor José Ángel Saiz, arzobispo de Sevilla, presidirá una Eucaristía este viernes 24 a las ocho de la tarde en la Parroquia de Santa María Magdalena, de Dos Hermanas.

Formación y orientación

Por tanto, ofrecer formación y orientación para novios y matrimonios, como apoyo a las familias en dificultades, han sido las señas de identidad de este COF. Lo realizan, abriendo sus puertas, entendiendo que se vive un tiempo propicio para acompañar a las familias en su fragilidad, “reconociendo en el que se acerca el rostro de Cristo, contemplando con gratitud el valor que tiene cada persona”, explican  Sixto Carrasco y Auxiliadora Tejero, matrimonio de acogida y miembros de la comisión permanente del COF de Dos Hermanas.

“Posiblemente el Centro de Orientación Familiar haya visto, durante estos diez años de andadura, cómo la familia se ha ido debilitando cada vez más y cómo esta flaqueza ha ido perjudicando la maduración personal y el desarrollo ético de la persona”. En este camino – refieren – nos encontraron con personas que sufren, y tomamos conciencia, de primera mano, de los retos y los problemas de la familia actual: falta de trabajo, hostilidad hacia una vida nueva, violencia, drogas, migración, infidelidad, ausencia de esperanza. Pero en el trabajo diario hacia las familias no cabe el desánimo, y sí la labor generosa y desinteresada de un grupo de personas que deciden luchar contra esta situación que abate a las familias”.

En este centro, expresan Sixto y Auxiliadora, “siempre se ha trabajado para darle unas razones de confianza, unas herramientas que les ayudasen a descubrir el amor al que están siendo llamados. Y en este empeño siguen ayudando a las familias e irradiando el amor de Dios en cada una de sus acogidas”.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés