Mons. Saiz ante las elecciones al Parlamento de Andalucía: “Nos queda colaborar por el bien de las personas”

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Mons. Saiz ante las elecciones al Parlamento de Andalucía: “Nos queda colaborar por el bien de las personas”

La celebración de las elecciones al Parlamento de Andalucía también ha sido comentada por el arzobispo de Sevilla, mons. Saiz Meneses, al término de la rueda de prensa de presentación de la Memoria 2021 de Cáritas Diocesana de Sevilla. Al respecto, el arzobispo ha valorado positivamente que la jornada electoral se desarrollara con normalidad, y que “la ciudadanía ejerció su derecho al voto y a la elección de los responsables de la Administración. Ahora -apuntó- lo que nos queda es, como ciudadanía, como sociedad y como responsables de instituciones, colaborar todos por el bien de las personas”.

Recordó que una de las oraciones que se hacen en la Iglesia es “por nuestros gobernantes”, para que el Señor “les dé luz y puedan detectar los problemas y necesidades, y les dé también la fuerza y el coraje para llevar a cabo las soluciones convenientes, y para que construyan una sociedad que se base en la verdad, la justicia, el bien común y la paz social”. “Esto es lo que pedimos para el nuevo gobierno que saldrá de estas elecciones, y que entre todos, nuestros gobernantes y todas las instituciones, hagamos esa palabra que se usa tanto ahora: sinergia; una colaboración entre todos por el bien común, por la paz social y, sobre todo, para poder ayudar a las personas más vulnerables y necesitadas, que son los que siempre, en cualquier situación, salen perdiendo y están en una posición de indefensión”, añadió.

“Ante un problema una solución”

Además, recordó que al inicio de la pandemia, cuando había tantas personas por una situación tan imprevista y tan difícil de controlar, “hubo una respuesta solidaria importante, importantísima, no solo en cuanto a bienes materiales, sino, por ejemplo, e cuanto a movilización de grupos de jóvenes que iban a las casas de los ancianos que vivían solos y no podían salir… Ahí se demostró que en las circunstancias más difíciles y duras aflora también lo mejor del corazón y el ser humano”. “Ante las nuevas crisis que vayan brotando, pedimos a Dios y nos animamos entre nosotros a que ante un problema una solución, y ante una dificultad la fuerza de la solidaridad y del amor para dar respuesta”.

 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés