Mons. Iceta en Sevilla: “la comunión familiar es camino para la santidad”

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El presidente de la Subcomisión de Familia y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y Obispo de Bilbao, mons. Mario Iceta, ha ofrecido en el Seminario Metropolitano de Sevilla una exposición sobre la exhortación apostólica del papa Francisco ‘Amoris Laetitia’, La alegría del amor. El documento fue presentado el pasado día 8 de abril en la Sala de Prensa del Vaticano. Mons. Iceta ha analizado los nueve capítulos del texto en una exposición de hora y media en la que ha participado un nutrido grupo de sevillanos, pese a las fechas festivas de la ciudad hispalense.

El Obispo de Bilbao comenzó su disertación presentado el documento ‘a la luz de la palabra‘. Se refirió a los desafíos a los que se enfrenta la familia actualmente y habló sobre la vocación familiar y matrimonial. Al respecto, señaló que “los esposos tienen que aprender a contemplarse como un fin en sí mismo”. Además, subrayó “el valor institucional y público” del matrimonio. En este sacramento destacan tres palabras, según el papa Francisco: permiso, gracias y perdón. En cuanto al capítulo cinco, referido al ‘amor que se vuelve fecundo’ el vicesecretario para la Familia de la CEE aseguró que “la mujer embarazada es un instrumento de Dios para traer una vida al mundo”, por eso, basándose en el documento hecho público por el Papa, las anima a vivir con “sereno entusiasmo” su estado.

Mons. Iceta ha resaltado también el valor pastoral de la exhortación, al que se le dedica el capítulo sexto. Destaca la parroquia como lugar de encuentro para las familias y la formación permanente de los novios y matrimonios. De este capítulo, el Obispo resalta las palabras del pontífice a los divorciados: “hay que alentar a las personas divorciadas no vueltas a casar a acercarse a la Eucaristía para que las sostengan en esta situación” (242 AL). Igualmente, “es importante hacerles sentir que son parte de la Iglesia, que no son excomulgadas” (243 AL). Para ello, es necesario el acompañamiento, el discernimiento y la participación en la comunidad. Este tema se repite en el capítulo octavo.

El capítulo séptimo está dedicado a la educación de los hijos. Al respecto, el ponente ha señalado que “la libertad hay que educarla, no es un absoluto”. De este modo, pide a los padres y madres que eduquen en el consumo, en las nuevas tecnologías y el aspecto afectivo-sexual. Ha subrayado, igualmente, la importancia de transmitir la fe en la familia. “La comunión familiar es un camino de santidad, un medio para la unión mística con Dios”, ha concluido el Obispo de Bilbao.

El acto ha finalizado con una oración por la familia rezada por todo el auditorio y la bendición de los tres obispos presentes: mons. Asenjo Pelegrina, mons. Gómez Sierra y mons. Iceta.

Galería relacionada

Contenido relacionado

Enlaces de interés