Más de un centenar de jóvenes participa en la IV Vigilia de Oración para Universitarios

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Un curso más, los jóvenes universitarios de Sevilla volvieron a reunirse por la Vigilia de Oración que organiza desde hace cuatro años la Pastoral Universitaria. En esta ocasión, en el monasterio de Santa Paula. Acudieron a la cita los grupos jóvenes de los Maristas, los Redentoristas, de Claret, del Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla (SARUS), de la Asociación Celestino Mutis, de los Equipos de Nuestra Señora, de los Sagrados Corazones, de la Salle, Jóvenes de los Jesuitas, el grupo joven de los Estudiantes, los jóvenes de la Parroquia de las Flores, del Colegio Mayor la Luz, San Juan Bosco, Hernando Colón, de la Residencia María Inmaculada, de Paz y Bien y de la Pastoral Juvenil. Casi 150 jóvenes oraron acompañados de las religiosas jerónimas.

El encuentro pivotó en dos hitos: el cercano aniversario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, cuyo 500 aniversario fue motivo de celebración de esta primera Vigilia en el Convento de las Teresas; y, de otro lado, el DOMUND, que se celebrará el próximo domingo. Así, se puso el acento misionero a esta vigilia, donde el lema era ‘Id al Mundo entero y proclamad el Evangelio’ (Mt 28, 19).

A continuación, la oración fue dirigida por varios jóvenes, de diferentes “continentes universitarios”. La estudiante de ingeniería Irene de Arcos (EDNS, Acción Católica y SARUS) presentó la figura de George Lemaitre, sacerdote y científico, presentando así el mundo de la ciencia y la técnica. Fe y razón son más que compatibles: se complementan.

María José Molina (estudiante de enfermería, de los grupos Vida) fue la encargada de presentar el mundo de las ciencias de la Salud, introduciendo la figura de San Juan de Dios, quien entregó su vida cuidando a los más enfermos.

En tercer lugar, Chema Moreno (joven de los claretianos y la ONG Manos Jóvenes) fue quien nos habló de Bartolomé de las Casas, conmovido por la dignidad de las personas en América, en los años del descubrimiento del nuevo continente. Así, las Ciencias Sociales y, en especial, el Derecho, aboga por las personas, defendiéndolas y garantizándoles una dignidad propia de los hijos de Dios.

El cuarto continente, la educación, fue presentado por María Godoy (CEU San Pablo). Ella nos habló sobre la Beata Victoria Díez, sevillana que, desde joven, decidió servir a los demás. Finalmente, una religiosa jerónima, pudo ofrecernos su testimonio de la venerable Cristina de Arteaga, proveniente del mundo de las Humanidades y las Artes.

La oración fue animada por los cantos del coro los Redentoristas. Para Antonio Carrasco (estudiante de FICO, SARUS) “el sitio era especialmente acogedor, perfecto para el encuentro” y que “las canciones te llegaban al corazón en los momentos de oración”, mientras que Ester López (Traducción e Interpretación, integrante de la Asociación Celestino Mutis) opina que la vigilia la ayudó a “encontrarse con Dios” y “a plantearse la presencia de Cristo en el día a día, sobre todo en la Universidad”.

Finalmente, en palabras de Irene Dorado, joven ingeniera y una de las organizadoras del evento, se espera que con este cuarto encuentro “se vaya afianzando esta trayectoria, de unión y oración entre todos los universitarios cristianos de Sevilla y, sobre todo, que se haga vida compartida”.

Contenido relacionado

Enlaces de interés