Marchena homenajea al sacerdote Juan Ramón Gallardo

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El pueblo de Marchena está de enhorabuena porque el Ayuntamiento hará entrega del título de Hijo Adoptivo de la localidad al párroco emérito de San Juan Bautista, el sacerdote Juan Ramón Gallardo. Será en un acto el próximo 26 de mayo, a las diez y media de la mañana, tras el cual está prevista la celebración de una Misa en acción de gracias por los 60 años de ministerio sacerdotal de este presbítero, concretamente por el más de medio siglo que lleva en el pueblo. La Eucaristía tendrá lugar a las doce del mediodía, en la Parroquia de San Juan Bautista y estará presidida por el Arzobispo, monseñor Asenjo, en la que se espera participen numerosos feligreses, amigos y familiares del homenajeado.

Juan Ramón Gallardo nació hace 83 años en Sierra de Yeguas (Málaga). Se ordenó en la Archidiócesis hispalense en el año 1958 y su primer destino pastoral fue Constantina, como vicario parroquial de Santa María de la Encarnación. Más tarde, fue nombrado vicario parroquial de San Juan Bautista (1962-1964) y párroco de San Miguel (1964-1979), ya en Marchena. Definitivamente, en 1980 asumió el cargo de párroco de San Juan Bautista, que desempeñó con abnegada entrega y notable determinación hasta el año 2012. Durante su labor pastoral, Juan Ramón Gallardo también ha sido arcipreste y director espiritual de distintas hermandades y congregaciones religiosas. Además, fue impulsor de la recuperación patrimonial de la iglesia de San Juan, no en vano, bajo su ministerio se restauró gran parte de los bienes muebles e inmuebles de dicho templo, entre ellos varios óleos de Zurbarán y una custodia de Francisco Alfaro. Igualmente, destacó por su interés musical, pasión que queda reflejada en la creación de la coral Cristóbal de Morales y su apoyo a la Academia de Órgano en Andalucía, con sede en Marchena.

Por todo ello, y por la ingente labor realizada por este sacerdote diocesano en la localidad, se rotuló una calle con su nombre en 2009 y el próximo sábado, casi una década después, se agradecerá su servicio a Marchena con el título de Hijo Adoptivo.

Contenido relacionado

Mons. Saiz preside una Eucaristía en la Parroquia de Santa María Magdalena, de Dos...

Respondiendo a las recomendaciones del Papa, la Archidiócesis hispalense, bajo la...

LECTURAS DEL DOMINGO XXVI DEL TIEMPO ORDINARIO (B)

Primera lectura Números 11,25-29 ¿Estás tú celoso por mí? ¡Ojalá todo el pueblo...

Sínodo de los Obispos 2021-2023

Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión La Iglesia de Dios es...

Enlaces de interés