Mañana sábado, ordenaciones diaconales en la Catedral, “un don que no se merece”

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, presidirá mañana la ordenación diaconal de siete seminaristas y un religioso Paúl, en la Catedral de Sevilla, en una ceremonia que comenzará a las once de la mañana y en la que se prevé que participarán centenares de personas.

La Archidiócesis de Sevilla contará desde el próximo sábado, 30 de septiembre, con ocho nuevos diáconos: Antonio Salvago (31 años), Salvador Diánez (37 años), Álvaro Montilla (34 años), José Luis López (31 años), José Iván Martín (25 años) y Francisco José Fernández (36 años), todos ellos del Seminario Metropolitano; Ariel Figueroa (27 años), del Redemptoris Mater; y el religioso Paúl (Congregación de la Misión) Francisco Javier López (40 años). Ocho hombres de entre 25 y 40 años que están deseando llegar a ese “punto de partida” que es el sacerdocio.

Por ahora, han alcanzado a la “parada del diaconado”, una etapa anterior que sigue con el proceso formativo que iniciaron al entrar en el Seminario. Como diáconos, les toca aprender las funciones del párroco, “enfrentarse a realidades pastorales hasta ahora desconocidas”, explica Álvaro. En definitiva, “seguir mejorando”, apunta José Luis.

Ante su ordenación aseguran sentirse “tranquilos e ilusionados”, aunque suponga “una gran responsabilidad”. Ante ésta, confiesan estar “un poco nerviosos” pero, sobre todo, “con mucha gratitud por la confianza que ha puesto la Iglesia en nosotros” y por la vocación recibida, “un don que no se merece”.

Destacan, igualmente, el apoyo de sus familias: “Se sienten orgullosos y casi más contentos que nosotros”, comparten entre risas. Agradecen que les hayan acompañado en estos años de formación y que hayan apoyado su vocación. “Ellos han visto nuestro proceso y lo felices que somos ahora”, explica Francisco José. A lo que Salvador añade que esta felicidad se debe a que “estamos respondiendo la vocación a la que hemos sido llamados; una llamada que hace unos años podría ser tibia, hoy está fortalecida”.

Contenido relacionado

SENTIR: ¡GRACIAS!

El refranero español es muy sabio y trae a cuenta con...

La iglesia colegial del Divino Salvador retoma su visita cultural

Mañana martes, 8 de junio, se retoman las visitas culturales a...

Enlaces de interés