Los jóvenes que ingresan en el seminario, su toma de cruces y entrega de pergaminos

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

14 jóvenes han recibido sus cruces en el curso de una Eucaristía presidida por el arzobispo de Sevilla, mons. Asenjo Pelegrina, en la capilla del Seminario Metropolitano, un signo ya tradicional del comienzo de su etapa formativa en este centro diocesano. En el mismo acto, otros cinco jóvenes han recibido el pergamino de entrada al Seminario Menor.

Diez de los jóvenes que vivieron ayer su ‘Toma de Cruces’ comienzan este año el primer curso en el Seminario Metropolitano y cuatro de ellos se prepararán para el sacerdocio en el Seminario Redemptoris Mater. Los que ingresan en el Seminario Menor han recibido el pergamino de entrada a esta institución. Tres de ellos lo hacen al Seminario Menor de Sevilla y otros dos al Seminario Menor Redemptoris Mater.

En su homilía, el arzobispo de Sevilla dio la bienvenida a los nuevos seminaristas y tuvo palabras de cariño hacia sus padres, «a los que agradezco su generosidad al entregar sus hijos a la Iglesia para que un día no lejano sean sacerdotes según el corazón de Dios».

Más adelente, recordó que en las actuales circunstancias la Iglesia necesita «pastores que sean siervos y servidores como el Señor que no vino a ser servido, sino a servir y a entregar su vida en rescate por todos».

Mons. Asenjo también tuvo palabras para los seminaristas veteranos y los formadores, a quienes pidió generosidad al tiempo que fijó el objetivo del Seminario: «en estos tiempos recios a ninguno de nosotros nos está permitido ser mediocre. Tampoco merece la pena vivir una vida sacerdotal lánguida y secularizada. Nuestro mundo necesita más que nunca la presencia, la palabra, el perdón y el consuelo de Dios, que le llega por medio de sus sacerdotes, cuando estos viven sintonizando con el corazón de Cristo. Este debe ser nuestro estilo sacerdotal y este debe ser el norte de la acción formativa del Seminario».

Contenido relacionado

Enlaces de interés