Los hospitales celebran la fiesta de su patrón, San Camilo de Lelis

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

La comunidad de religiosos Camilos en Sevilla, que atienden los servicios pastorales del Hospital Universitario Virgen del Rocío, conmemoran el 400º aniversario de la muerte de san Camilo de Lelis, fundador de su orden.

Del 10 al 12 de julio, tendrá un lugar un triduo en memoria de San Camilo de Lelis, que se celebrará en las dos capillas del Hospital Virgen del Rocío: En la capilla del Hospital de la Mujer, a las once de la mañana; en el Hospital General, a las seis de la tarde. Cada día se recordará un aspecto de la vida de San Camilo de Lelis: enfermo, enfermero y samaritano.

El domingo 13 de julio, se celebrarán diversas Eucaristías en la capilla del Hospital General (a las diez de la mañana y a las seis de la tarde) y del Hospital de la Mujer (a las once de la mañana), con motivo de la festividad de San Camilo de Lelis, que la Iglesia celebra el 14 de julio.

«Dedicar la vida entera al servicio de los enfermos»

San Camilo de Lelis, patrono de los enfermos, sanitarios y hospitales, nace en Buquiánico (Italia) el 25 de mayo de 15550 y muere en Roma el 14 de julio de 1614. Vivió una juventud descontrolada y vacía. Era amante del juego y pendenciero, pero asomaba en él un corazón noble y sensible para con los pobres y mendigos. Se convirtió a los 25 años, comenzando entonces una nueva vida, ingresando en los capuchinos. Pero la enfermedad le impidió profesar, por lo que se consagró al cuidado de los enfermos.

Una vez recibidas las órdenes sagradas, junto a dos compañeros comenzó la nueva congregación, los Siervos de los Enfermos. Su labor consistía en asistir a los enfermos, prepararlos para recibir los sacramentos y morir en las manos de Dios. En 1585, habiendo crecido la comunidad, prescribió a sus miembros un voto de atender a los prisioneros, a los enfermos infecciosos y a los enfermos graves de las casas particulares. Desde 1595 envió religiosos con las tropas para servir de enfermeros. Tal fue el comienzo de los enfermeros de guerra, antes que existiese la Cruz Roja fundada por Enrique Dunant. En 1591 San Gregorio XIV elevó la congregación de San Camilo a la categoría de orden religiosa. En la actualidad los Siervos de los Enfermos cuentan con sacerdotes y hermanos consagrados a cuidar a los enfermos.

San Camilo introdujo la práctica de cerciorarse que los enfermos estuviesen muertos antes de enterrarlos, que las oraciones continuasen al menos un cuarto de hora después de la muerte aparente. Fundó 15 casas religiosas y 8 hospitales.

Fuente: http://www.corazones.org/

Contenido relacionado

La Pastoral Vocacional celebra su segunda convivencia vocacional

El Seminario Metropolitano y la Pastoral Vocacional de Sevilla celebran mañana...

Mirando al Cielo, grupo de madres que afrontan la pérdida con esperanza

Mirando al Cielo es un grupo de madres que han perdido un hijo. “Madres...

Enlaces de interés