La Santa Sede concede un año jubilar a la Hermandad de la Soledad de Sanlúcar la Mayor

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

La Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede ha concedido a la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús y Nuestra Señora de la Soledad, de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), un año jubilar con motivo de la celebración del 450 aniversario de la fundación de esta corporación, acontecimiento que sucedió el 15 de enero de 1569.

En declaraciones a la Delegación de Medios de Comunicación de la Archidiócesis de Sevilla, el hermano mayor, Juan Manuel Gallardo, ha manifestado la alegría de todos los miembros de la hermandad por la concesión de un jubileo que solicitó el Arzobispo de Sevilla el pasado mes de junio. En la misiva que monseñor Asenjo dirigió al cardenal Mauro Piacenza, el Arzobispo destacó el amplio programa de carácter pastoral, litúrgico, formativo y caritativo que la hermandad del Sábado Santo está preparando para celebrar esta efeméride. Además, subrayó que esta corporación la componen “buenos cristianos con deseos de profundizar en la fe, fervorosos y comprometidos con su parroquia en el anuncio del Evangelio”. “A mi juicio –añadió- merecen la gracia que solicitan”.

Acontecimiento “lleno de contenido espiritual”

Por su parte, el hermano mayor ha afirmado que este acontecimiento “debería estar lleno del contenido espiritual que siempre buscamos en cuanto hacemos”. Todavía está reciente la celebración de la Misión Parroquial, y desde la hermandad se quiere aprovechar el trabajo pastoral que se está desarrollando en la parroquia, así como la devoción que la dolorosa titular de la corporación tiene en esta localidad.

En sus primeras impresiones tras conocer la decisión de la Santa Sede, Juan Manuel Gallardo ha adelantado que este año jubilar “nos permitirá tener un encuentro de fe con Cristo Resucitado, anunciar su Palabra y fomentar la caridad”. Además, se quiere “dar a conocer su misericordia y su perdón, incidiendo mucho en el sacramento de la reconciliación. En definitiva –concluyó- promover la fe, la solidaridad y la reconciliación”.

El año jubilar se abrirá el 15 de enero de 2019, cuando se cumplan 450 años de las reglas de una hermandad surgida de la fusión de la Cofradía y Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad y la Cofradía y Hermandad del Nombre de Jesús.

(Foto: web de la hermandad: soledadydulcenombre.org).

Contenido relacionado

Enlaces de interés