La Iglesia en Sevilla se prepara para el Octubre Misionero

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Octubre es el mes misionero por excelencia, y el 21 de octubre está marcado en todas las previsiones diocesanas con un especial acento evangelizador, porque la Iglesia celebra ese día la Jornada Mundial de las Misiones, el Domund, este año bajo el lema ‘Cambia el mundo’.

Las semanas previas a este octubre misionero se están viviendo de una forma especial en la Delegación Diocesana de Misiones, ubicada en la céntrica calle Don Remondo, en el lateral del Palacio Arzobispal. Allí encontramos durante todo el año al equipo de trabajo que dirige el sacerdote Eduardo Martín Clemens, y que cuenta con un valioso equipo de colaboradores sin los que sería muy complicado sacar adelante la ingente labor que se desarrolla a favor de las misiones desde las parroquias, colegios religiosos, hermandades, movimientos y asociaciones eclesiales de la Archidiócesis de Sevilla. Estos días se preparan los envíos del material divulgativo del Domund de este año, con los que quiere acercar el mensaje de esta jornada a todos los rincones de la Archidiócesis.

Martín Clemens valora positivamente la respuesta que se da cada año a la llamada del Domund, pero va más allá. Considera que una diócesis que alterna en sus sacerdotes y agentes de pastoral “la evangelización hacia fuera”, es una diócesis a la que “se le ensanchan los pulmones, se hace creíble y vive centrada en las prioridades de los hermanos y lugares más necesitados sin caer en la tentación de la autorreferencialidad”.

El testimonio de la misión

El testimonio de los misioneros sevillanos es un semillero de futuras vocaciones, como puede comprobarse con ocasión de las visitas esporádicas que hacen los sacerdotes, religiosos y laicos sevillanos a la Delegación de Misiones. Su relato apasionado, cargado de autenticidad, en colegios, iglesias, medios de comunicación y otros foros locales, es un recurso privilegiado para dar a conocer la realidad social y eclesial que se vive en lugares muy remotos. Probablemente, la experiencia de los jóvenes que han pasado los meses de verano en lugares de misión haya sido alimentada por el este ejemplo de otros como ellos que le han precedido en la misión con un mayor grado de compromiso. Lo mismo podría decirse de las tres religiosas que estos días han partido a las misiones, dos Hermanas de la Cruz a Argentina y una Hija de Jesús y María a Camerún.

Este comienzo de la campaña del Domund está teñida de luto por una gran pérdida, la del presidente de las Obras Misionales Pontificias en España (OMP), Anastasio Gil, que ha fallecido estos días. Su presencia en Sevilla con motivo de la celebración de las jornadas nacionales de las Misiones permanece reciente en la memoria y, como recuerda el delegado diocesano, “nos deja una profunda huella por su amor incondicional a Dios, a la Iglesia y a las misiones”.

La actividad es frenética en la calle Don Remondo a tres semanas del Domund. Como dato, próximamente se darán a conocer las cifras de la aportación de la Archidiócesis a todas las iniciativas misioneras que se emprenden desde la Iglesia en Sevilla.

Contenido relacionado

Enlaces de interés