Iglesia y ecología, una relación continua y estable

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El post de esta semana estival tiene el mismo título que el blog con el que con ilusión y humildad colaboro. La razón es que quiero comentar el interés permanente de la Iglesia por la Ecología y el Medio Ambiente, que ha cristalizado de Laudato Si. Antes manera fecunda y oportuna en la Encíclica del Papa Francisco de proseguir con el contendido del post me gustaría transmitir a nuestro Arzobispo un pensamiento de agradecimiento por su labor, la seguridad de que está presente en nuestras oraciones y un deseo de su pronto restablecimiento.

PaisajeEl Evangelio está lleno de pensamientos ecológicos, pero no voy a desarrollar aquí esta idea. Saltemos veinte siglos. El Papa San Juan XXIII, en un momento de crisis mundial, en Pacem in Terris, hablaba de la paz, no hay cosa que favorezca más la ecología integral, que defiende el Papa Francisco. El beato Papa Pablo VI ya disertaba sobre la problemática ecológica presentándola como una consecuencia dramática de la actividad descontrolada del ser humano. El Papa san Juan Pablo II llamó a una conversión ecológica global, salvaguardando las condiciones morales de una auténtica ecología humana. El Papa Benedicto XVI, actualmente nuestro Papa Emérito, invitó a eliminar las causas estructurales de las disfunciones de la economía mundial y corregir los modelos de crecimiento que parecen incapaces de garantizar el respeto del medio ambiente.

Y llegamos al Papa Francisco. Recientemente, en El País el dibujante El Roto dedicaba un dibujo ilustrativo al Papa. Decía en el texto, «que mal debe estar la cosa cuando un Papa dedica una Encíclica al medio ambiente». De Evangelii Gaudium a Laudato Si hay un recorrido importante. En La Alegría del Evangelio el Papa Francisco dibuja un marco social y ecológico con un alto nivel intelectual, independientemente de su contexto esencial espiritual, que da pie a posteriormente a El Cuidado de la Casa Común, escrita con una sólida base científica. Por ello, desde aquí, para los católicos y no católicos que aún no lo hayan hecho, invito a una lectura veraniega de ambos documentos. Merece mucho la pena beber de las fuentes originales.

Contenido relacionado

Evangelio de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen en LSE

Evangelio de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen...

Fernando Rielo: Cuando el amor urge

Diecisiete años se cumplen el próximo día 6 de diciembre del...

Enlaces de interés