Hoy se celebra San Juan de Ávila, patrón del clero secular español

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Hoy celebramos en la Iglesia Universal la memoria de San Juan de Ávila, que en la Archidiócesis de Sevilla tiene categoría de fiesta litúrgica debido a la vinculación del llamado “Apóstol de Andalucía” con esta tierra. Nombrado recientemente doctor de la Iglesia, es desde 1946 patrono del clero secular español. Por tanto, es un día en el encomendar y felicitar especialmente a los sacerdotes. ¿Qué hizo este hombre de la Iglesia del siglo XVI, que en su día fue incluso procesado por la Inquisición, para ser elevado a los altares y ser tan recordado en el siglo XXI?

Nacido el 6 de enero de 1500 en Almodóvar del Campo (Ciudad Real), se crió en el seno de una familia profundamente cristiana, algo que marcó su vocación sacerdotal (fue ordenado en 1526). Desde el inicio tuvo grandes deseos de misionar en el nuevo continente, aunque nunca llegó a marchar, ya que el Arzobispo de Sevilla, Alonso Manrique, le mandó quedarse en tierras andaluzas.

Acusado ante la Inquisición por algunos clérigos que envidiaban su fama de predicador, estuvo encarcelado en el Castillo de San Jorge (Triana) entre 1531 y 1533. Aprovechó ese tiempo para orar y redactar la primera versión del Audi filia, la más famosa de sus obras. En 1535 marchó a Córdoba, llamado por el obispo Fr. Álvarez de Toledo, y en 1554 se estableció en Montilla por la amistad con los marqueses de Priego. No quiso residir en la habitación ofrecida en su palacio, y se retiró a una modesta casa propiedad de la familia. Este sería el lugar de su retiro espiritual, donde escribió la edición definitiva del Audi Filia o muchas sus cartas ascéticas. Desde allí fue también consejero de santos, como Ignacio de Loyola, Teresa de Jesús, Juan de Dios, Francisco de Borja, Pedro de Alcántara y Luis de Granada como Ignacio de Loyola o Juan de Dios.

Esta localidad cordobesa será el centro de sus actividades misioneras en Andalucía, recorriendo pueblos y ciudades predicando, confesando, dirigiendo espiritualmente a sus discípulos… En muchos sitios dejó fundaciones de colegios o centros de estudio, como la Universidad de Baeza (Jaén).

Sus últimos años fueron de enormes sufrimientos por su salud que era muy frágil. A principios de 1569 empeoró gravemente, y el 10 de mayo de ese año murió santamente diciendo “Jesús y María”. Quiso que su cuerpo fuera enterrado en la iglesia de los jesuitas de Montilla, a los que tanto había querido en vida. No sería beatificado hasta el año 1894 por León XIII, y canonizado en 1970 por Pablo VI. Benedicto XVI lo elevó a doctor de la Iglesia el 7 de octubre de 2012.

El clero de la Archidiócesis de Sevilla celebrará a su patrón el jueves 12 de mayo, día en el que, con motivo del Año de la Misericordia, tendrá lugar el Jubileo de los Sacerdotes.

Contenido relacionado

Lecturas del Domingo XIII del Tiempo Ordinario (Ciclo C)

Primera Lectura Primer libro de los Reyes 19, 16b. 19‑21 Eliseo se levantó...

Enlaces de interés