Fallece el sacerdote religioso de los Sagrados Corazones, Alberto Pereda

Archidiócesis de Sevilla
Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

La madrugada del sábado 18 de marzo, partió a la Casa del Padre, el sacerdote religioso de los Sagrados Corazones, Alberto Pereda Martínez de Osaba, quien era párroco de San Marcos, de Sevilla y se encontraba en Madrid en tratamiento médico.

El próximo jueves 23 de marzo se celebrará una Eucaristía funeral en la Parroquia de San Marcos a las ocho de la tarde para pedir al Señor por su eterno descanso. La Archidiócesis ruega al Señor que le conceda el descanso eterno a aquel que sirvió con generosidad a su Iglesia y a sus familiares les dé el consuelo y la esperanza en la Resurrección.

Sobre su amplia trayectoria pastoral

Alberto Pereda Martínez de Osaba  nació en Miranda de Ebro (Burgos), el 7 de junio de 1942. Entró a estudiar bachillerato en la Escuela Apostólica de los Sagrados Corazones de Miranda de Ebro y después pasó a hacer el noviciado en San Miguel del Monte (Burgos), donde profesó como religioso de los Sagrados Corazones el 8 de septiembre de 1960. Hizo los estudios eclesiásticos en el Escolasticado de los Sagrados Corazones, cursando filosofía en San Miguel del Monte y teología en El Escorial (Madrid), donde hizo la profesión perpetua el 8 de septiembre de 1963 y fue ordenado diácono el 13 de diciembre de 1965. Recibió la ordenación sacerdotal en Madrid el 26 de marzo de 1966.

A los pocos meses de ser ordenado, fue enviado a Kinshasa (República Democrática del Congo), para fundar la misión de la Congregación en la capital del país. En 1970 fue nombrado superior de la comunidad y encargado de la misión.

En 1980 regresó a España y fue destinado a la Parroquia  San Braulio, en Madrid, donde fue nombrado párroco y maestro de novicios. Fue consejero provincial entre 1981 y 1984. En 1983 formó parte también del Equipo de Pastoral Juvenil y Vocacional. En 1995 va como misionero a Paraguay y es destinado a la Parroquia Santa Catalina, en la ciudad de Fernando de la Mora, donde permanecerá durante 23 años. Muchos de esos años, prestó también allí los servicios de párroco y superior de la comunidad.

En 2018 regresó a España definitivamente y se integró en la Provincia Ibérica. Fue destinado a la Parroquia de San Marcos, en Sevilla, donde ha sido también párroco y superior de la comunidad. Allí le sorprendió la enfermedad el pasado otoño y, cuando empezó a necesitar de cuidados especiales, fue destinado a la comunidad de El Escorial, donde ha permanecido los últimos tres meses de su vida. Él, que se ha caracterizado por el cuidado a los demás, ha podido recibir también los cuidados de muchos en este último medio año, primero en Sevilla y después en El Escorial.

 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

La Archidiócesis de Sevilla presentará el viernes la Información Económica de 2023

Todos los años se repite por estas fechas una práctica ya...

Mons. Saiz Meneses: «Me ha tocado una archidiócesis hermosa, que me encanta servirla»

“No puedo más que repetir con gratitud las palabras del Salmo...

Enlaces de interés