En busca de un camino común hacia el trabajo decente

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

La Acción Conjunta contra el Paro, una iniciativa pastoral en la que participan varias organizaciones de la Iglesia de Sevilla, fue creada en 2015 para combatir el desempleo y luchar por un trabajo digno a través de la sensibilización y la concienciación social, la formación y la puesta en común de realidades laborales sostenidas por una economía solidaria y de comunión.

Con el fi n de cumplir su objetivo, uno de los principales recursos utilizados durante estos años por la Acción Conjunta para crear espacios de reflexión y diálogo, ha sido la celebración de varios encuentros diocesanos. Su convocatoria ha estado siempre abierta a la participación de todo el que estuviera interesado, y en ellos, se ha dado testimonio de que otro tipo de economía, empresa y trabajo es posible.

La experiencia de lo vivido y la inquietud constante por dar respuesta a una situación que hace daño a tantas personas de nuestra sociedad, como el desempleo y la precariedad laboral, ha llevado a la Acción Conjunta a dar un giro en el desarrollo de la Campaña Iglesia unida por el trabajo decente. Así, los dos últimos encuentros diocesanos han estado enfocados en la escucha activa de las preocupaciones y las principales propuestas para mejorar esta realidad, desde los distintos sectores relacionados con el empleo. El objetivo es claro, llegar a un punto común de entendimiento que conduzca a la construcción de una idea renovada del trabajo y sus condiciones; devolver a la persona y sus necesidades la atención que merecen.

Nuevos encuentros de escucha y comunión

De esta forma, las entidades promotoras de la Acción Conjunta reunieron en su séptimo encuentro a 22 participantes procedentes del tejido empresarial, académico y de distintas fundaciones con fines sociales. Desde su experiencia personal como empresarios y agentes relacionados directamente con la creación de empleo, compartieron sus principales preocupaciones sobre la empleabilidad y el trabajo digno.

Así, la falta de formación y políticas de empleo promovidas por la Administración Pública, los altos costes en las cotizaciones, la despersonalización de los trabajadores, la desprotección de sus derechos laborales o la temporalidad de los contratos fueron algunos de los obstáculos más repetidos por los presentes. Por el contrario, las oportunidades más señaladas por ellos mismos para generar un empleo decente fueron: humanizar las relaciones laborales poniendo a la persona en el centro y como prioridad dentro de la empresa; cambiar la conciencia de que el trabajo equivale solo a un salario, la educación en valores y la incidencia en una cultura del esfuerzo y una formación propia como elemento motivador encaminado a la reciprocidad entre el empresario y el trabajador.

En el VIII Encuentro se dialogó con representantes de varios sindicatos. Durante el acto, los 24 participantes expresaron, al igual que en el encuentro anterior, sus preocupaciones sobre la realidad laboral actual, hicieron propuestas y denunciaron, desde su experiencia, situaciones de abuso en las condiciones de empleo que tienen que asumir hoy muchos trabajadores. Entre las principales preocupaciones se encuentra la precariedad de los contratos, las malas condiciones laborales y la indigna remuneración de muchos trabajos que no cubren las necesidades básicas de la persona o la familia. También resonó la idea y el miedo que supone que este tipo de prácticas se estén convirtiendo en costumbre y asumiendo en la sociedad como normal. Frente a estos inconvenientes, reconocieron la oportunidad dentro de los sindicatos de concienciar y unir a los trabajadores para reivindicar sus derechos. Todos los presentes coincidieron en que debe existir una inversión en valores y en cultura que transforme la realidad para devolver a la persona al centro del interés de la economía y del mundo laboral.

Tras un amplio y profundo diálogo, surgieron dos conclusiones a tener en cuenta para futuros pasos hacia la construcción de nuevos puentes que favorezcan el empleo digno. En primer lugar, la necesidad de dar a conocer la realidad laboral dentro de la Iglesia para crear conciencia social; y en segundo lugar, establecer alianzas entre las personas e instituciones que comparten estos valores para hacer frente desde todos los sectores (en común unión) a la crisis sistémica en la que estamos inmersos. Para cerrar este ciclo, la Acción Conjunta tiene previsto realizar un nuevo encuentro para escuchar en primera persona a los principales afectados del desempleo y la precariedad laboral. Saber cuáles son las principales dificultades que les impiden vivir el trabajo como algo constructivo y no como algo doloroso y las oportunidades que se le brindan para salir de esa situación.

El 28 de abril, unidos por el empleo decente

Mientras tanto, el IX Encuentro Diocesano será el próximo viernes 28 de abril con motivo de la Fiesta del Trabajo del 1 de mayo. En esta ocasión, la Iglesia de Sevilla celebrará una Eucaristía presidida por monseñor Juan José Asenjo en la Parroquia de Nuestra Señora de la Salud (Avenida Sánchez Pizjuán s/n), a las siete y media de la tarde. Según los organizadores, el encuentro pretende “construir comunión, activar nuestra conciencia y la acción ante el hermano que sufre especialmente el paro y el trabajo precario, así como visualizar el deseo de hacer un mundo más justo y solidario, donde la persona sea el centro de todo”.

Contenido relacionado

Santa Misión 2021- Programación del domingo 24 de octubre

11:00 h: Jubileo Catequesis Despertar Religioso y Primer año de Síntesis...

Santa Misión 2021- Programación del sábado 23 de octubre

Parroquia de Ntra. Sra. de La Candelaria 10:00 hs: Salida del Señor...

Enlaces de interés