El Cautivo de San Pablo bendice a una presa con el indulto

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

Por segundo año consecutivo, la hermandad trinitaria de Jesús Cautivo y Rescatado y María Stma. del Rosario Doloroso se ha visto agraciada con la concesión de un indulto que previamente había solicitado al Ministerio de Justicia.

El pasado 30 de marzo, viernes de Dolores, el Consejo de Ministros atendió la petición hecha por la corporación del Polígono de San Pablo, y concedió el indulto a Yolanda R.S., que cumplía condena en la Unidad de Madres del Centro de Inserción Social (CIS) ´Luis Jiménez de Asúa´ de Sevilla. Con ella estaban sus dos hijos, de dos y tres años. Ahora estos niños regresarán, junto a su madre, a su tierra natal, Tenerife.

La mañana del Domingo de Ramos tuvo lugar el acto oficial de comunicación del indulto concedido a Yolanda. Fue en la Parroquia de San Ignacio de Loyola, del Polígono de San Pablo, donde tiene su sede canónica la hermandad trinitaria. Ante los titulares de la corporación y en presencia del hermano mayor, Miguel Ángel Campos; del director espiritual, el trinitario Pedro Fernández; y miembros de la hermandad, numeroso feligreses de la parroquia, voluntarios de la Pastoral Penitenciaria, directivos del CIS, etc, se le comunicó a Yolanda el indulto por el resto de su condena.

Según destaca Pedro Fernández, fue un acto «muy emotivo y lleno de alegría. Yolanda rebosaba felicidad. Los presentes, que llenaban el templo de San Ignacio de Loyola, se contagiaron de su emoción y no cesaron los aplausos y felicitaciones». La agraciada, en un discurso entrecortado por la emoción, agradeció a la hermandad, a los directivos y funcionarios del CIS, a la Pastoral Penitenciaria, y a cuantas personas habían contribuido en la concesión del indulto, que le hubieran permitido vivir en libertad a partir de ese momento para reintegrarse, con sus hijos, en la familia y en la sociedad. Se da la circunstancia de que el arzobispo bautizó el pasado 7 de enero a los dos hijos de Yolanda en la Unidad de Madres del CIS.

Fernández Alejo subraya este gesto, «tan trinitario y liberador», de la Hermandad del Polígono de San Pablo: «por ser parte de la Familia Trinitaria, vive y realiza el carisma de la Orden de la Santísima Trinidad, que es el de redimir, rescatar a los presos y ponerlos en libertad». Así lo ha venido haciendo esta Orden Redentora a lo largo de 814 años. Esta Hermandad, junto a la comunidad de religiosos trinitarios, se hace presente en los Centros Penitenciarios de Sevilla y participa y colabora en la Casa de Acogida ´Emaús-Esperanza de la Trinidad´.

Contenido relacionado

Poliamor, o el vacío de una sociedad hastiada

No es nueva en la historia la tendencia del ser humano...

Enlaces de interés