El arzobispo invita a los monaguillos de Sevilla a participar en el jubileo del 9 de abril

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El próximo 9 de abril se celebrará en Sevilla el Jubileo de los Monaguillos, una iniciativa de la Delegación diocesana de Pastoral Vocacional en la que se espera la participación de un nutrido grupo de acólitos de las parroquias de la Archidiócesis. Esta jornada festiva dará comienzo a las diez de la mañana en la Capilla de Santa María de Jesús (Puerta de Jerez), y habrá espacio para la oración y convivencia de los monaguillos, que peregrinarán a la Catedral para ganar el Jubileo y participar en la Eucaristía ante la Virgen de los Reyes que presidirá el Arzobispo.

Mons. Asenjo Pelegrina ha escrito una carta pastoral en la que destaca el «excelente servicio» que presta «este selecto grupo de niños» en las parroquias de la Archidiócesis. El Arzobispo recuerda que fue monaguillo en su infancia, «circunstancia de la que el Señor se sirvió para llamarme al sacerdocio», y destaca que tanto Benedicto XVI como Francisco también lo fueron en su Alemania natal y en Buenos Aires, respectivamente.

El Arzobispo hace suyas las palabras de Benedicto XVI a los cuarenta y cinco mil monaguillos que participaron en el encuentro internacional que se celebró en Roma el año 2006, cuando les invitó a ser «amigos, testigos y apóstoles de Jesús». Subraya que este servicio no se debe quedar en lo exterior, debe conllevar una «amistad realmente personal» con Dios, «capaz de dar sentido a la vida de cada uno de vosotros».

Actitudes del monaguillo

Aconseja que el servicio al altar se preste «con actitudes de recogimiento, de auténtica devoción, que brota del corazón y se expresa en los gestos, en el canto, en las respuestas». «Si lo hacéis como se debe, y no distraídamente, entonces vuestro testimonio llega a quienes os contemplan y sois verdaderamente apóstoles del Señor», añade.

Mons. Asenjo hace un llamamiento contra la rutina en este servicio concreto -«no os acostumbréis nunca al altar», aconseja- y pide a los monaguillos que lo presten «como si fuera la primera vez, como si fuera la última vez, con la sorpresa y la emoción a flor de piel, con mucho amor al Señor que os concede el privilegio grande de tenerlo tan cerca».

Concluye su carta recordando las palabras del Santo Padre en el mencionado encuentro internacional: «¡Sed siempre amigos y apóstoles de Jesucristo!». Reitera la invitación a participar en el Jubileo diocesano de los monaguillos y tiene también palabras para sus padres y párrocos, a quienes pide que lleven a los niños a esta cita jubilar. «Ni ellos ni vosotros os arrepentiréis», concluye.

(Foto: ACIPrensa).

Contenido relacionado

Enlaces de interés