El arzobispo de Sevilla a los seminaristas: “Déjense moldear el corazón por Cristo”

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El arzobispo de Sevilla a los seminaristas: “Déjense moldear el corazón por Cristo”

Monseñor José Ángel Saiz Meneses, arzobispo de Sevilla, celebró la tarde de este miércoles, una Eucaristía en el Seminario Metropolitano de Sevilla. Durante su homilía, animó a los seminaristas “a dejarse moldear el corazón por Cristo, con la ayuda de los formadores”. Recomendó también aprovechar muy bien el tiempo, “vivirlo intensamente” porque las etapas pasan muy rápido.

“Es tiempo de estudiar y formarse bien, es tiempo también de coger amor al estudio, porque no se trata de ir aprobando asignaturas. Una cosa es aprobar con matrículas de honor y otra muy distinta, encontrarse con el Señor en esas horas de estudios. Hay que aprovechar también las experiencias pastorales que se vayan adquiriendo”, recomendó.

“Vivir, vivir con intensidad, recibiendo toda la gracia que el Señor quiera concedernos. Estrenemos cada día la vocación, que cada día sea una vivencia nueva, viviendo ese misterio de la llamada religiosa, dejémonos moldear nuestro corazón, pidamos un corazón sacerdotal en el futuro, y para eso hay que ir teniendo unas actitudes interiores”, reflexionó.

Mons. Saiz Meneses, haciendo referencia al Evangelio proclamado, dijo que Jesús denuncia “el síndrome farisaico, el síndrome de sentirse superiores. Con los fariseos Jesús  tiene un lenguaje duro, y curiosamente los fariseos, formaban el conjunto de los que más rezaban, los que más ayunaban. ¿Dónde estaba su fallo?, pues en que ellos pensaban que lo hacían por mérito propio, por fuerza propia, por capacidad propia y se creían superiores a los demás y ahí estaba el fallo, tanta oración, tanto ayuno, tanta limosna, para luego malbaratarlo todo por una actitud de protagonismo, prepotencia y orgullo. No eran, por tanto, conscientes que todo lo que hacían de bueno provenía de Dios”.

Así, “pidámosles al Señor que nos ayude a superar esa tentación que también tenemos en nuestra vida de vanidad, orgullo y vanagloria y que nos conceda un corazón humilde y sencillo frente al postureo y la apariencia. No tenemos nada de qué gloriarnos sino de Cristo en la cruz.  Todo lo bueno viene de Dios y es para servir a los hermanos”.

“Sed por tanto generosos, formaos muy bien, conscientes de que todo es gracia de Dios”, reiteró.

Encuentro con los formadores y los seminaristas

La jornada en la casa formativa inició sobre las seis de la tarde con una visita a las instalaciones del Seminario, posteriormente, el arzobispo de Sevilla sostuvo un primer encuentro con el rector del Seminario, Antero Pascual; el vicerrector, Andrés Ybarra;  los directores espirituales Marcelino Manzano y Manuel Jiménez; el vicerrector del Seminario Menor, Carlos Rodríguez  y el administrador de ambos seminarios, José M. Escamilla.  Seguidamente, tuvo lugar un coloquio con los seminaristas de la casa de estudios.

Galería fotográfica del encuentro. 

 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés