Ecocajas de Bioalverde, tesoros ecológicos cargados de solidaridad

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

La Iglesia celebró el pasado 1 de septiembre la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, una iniciativa del papa Francisco que este año cumple su tercera edición y que hace especial hincapié en el magisterio que el pontífice desarrolló en la encíclica ‘Laudato si’. El lema de esta jornada, ‘Por una ecología integral’, puede servir también para ilustrar uno de los proyectos más novedosos de Cáritas Diocesana de Sevilla, Bioalverde, una empresa de inserción inaugurada por el Arzopbispo de Sevilla en diciembre de 2015.

En estos primeros 21 meses de trabajo, Bioalverde se ha consolidado como una propuesta agrícola y de formación, ecológica y de calidad, cuyo objetivo es la inserción sociolaboral de personas en situación o riesgo de exclusión social, así como promover un consumo justo sostenible y responsable, apostando por canales cortos de comercialización, mediante la sensibilización de las personas.

Poco a poco se van haciendo familiares las ecocajas de productos ecológicos que distribuye Bioalverde por toda la Archidiócesis. Unas cajas en dos formatos, a los precios de 12 y 19 euros, que contienen verduras, fruta y huevos, dependiendo del pedido, que se pueden solicitar mediante suscripciones semestrales o anuales. Las cajas con estos productos ecológicos (también se sirve miel, aceite, etc) se distribuyen quincenal o mensualmente en los puntos de entrega designados. Para envíos mínimos de diez pedidos, se pueden establecer puntos de reparto sin coste añadido en cualquier localidad de la Archidiócesis. Además, se podrá establecer una dirección como punto de recogida sin coste de transporte si se reúne en ella un mínimo de cinco pedidos.

Explotación agrícola en Montequinto

Todos los productos son el resultado de la explotación agrícola de una huerta ecológica de 20 hectáreas, que linda con el núcleo urbano de Montequinto (Dos Hermanas) y con la estación del Metro de Sevilla ‘Olivar de Quintos’. Ahí se encuentra la base del proyecto, con huertos comunitarios, zona de viveros, centro de interpretación y sensibilización, centro de formación y naves agrícolas y de comercialización.

Según fuentes de Bioalverde, con esta iniciativa se apoya “una agricultura que genere alimentos seguros y de calidad, dinamizando y dignificando la profesión del agricultor”. El proyecto abandera una alternativa a los sistemas actuales de mercantilización de la alimentación: “reivindicamos la soberanía alimentaria, creando alianzas entre personas consumidoras y productoras haciendo viables la producción y consumo agroecológico”.

Compromiso de la sociedad

En declaraciones al programa ‘Testigos Hoy’ de Canal Sur Televisión, Manuel Hernández, promotor de Bioalverde, ha destacado que “la respuesta está siendo muy buena, máxime –añade- teniendo en cuenta que se trata de un producto ecológico que no se encuentra en muchos sitios”. En cuanto a su financiación, el gerente, David Hidalgo, recuerda que “el proyecto debe hacerse sostenible y viable por sí solo a medio plazo”, y por eso solicita el compromiso paulatino de la sociedad. Un compromiso que puede hacerse patente por la vía de las suscripciones.

En su memoria correspondiente al pasado ejercicio, Cáritas Diocesana de Sevilla subrayó este proyecto como uno de los más llamativos de cuantos se han emprendido en la Archidiócesis en los últimos años. En cifras, Bioalverde creó en 2016 seis puestos de trabajo para la inserción sociolaboral, repartió 824 ecocajas y cerró el año con 122 socios. Además, avanzó una línea de trabajo en red con otras empresas y colectivos del sector, llevó a cabo varios cursos de agricultura ecológica y suscribió convenios para prácticas de estudiantes.

Estas ecocajas no solo acercan productos ecológicos de primera calidad a los hogares sevillanos. Como afirma uno de los trabajadores de Bioalverde, “las cajas llevan dentro solidaridad, toda nuestra empatía, nuestro trabajo y nuestra gratitud”.

Contenido relacionado

Enlaces de interés