Dios en el tiempo, huellas de lo sagrado

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

La Iglesia Colegial del Divino Salvador recupera este verano las visitas nocturnas. Se pretende ofrecer una visión diferente de un bien patrimonial de la Iglesia que se ha mantenido a lo largo de los siglos como una huella indeleble de lo sagrado. La visita permite conocer la cripta, el camarín de la Virgen de las Aguas y las cubiertas del templo, ofreciendo una panorámica sorprendente bajo la noche sevillana.

A Dios lo encontramos en las pequeñas cosas. Donde hay oscuridad, Él pone luz. En lo escondido, Él nos encuentra. Siempre está dispuesto a nosotros y aunque no seamos capaces de verlo, ahí está Él, delante nuestra, impasible a pesar del tiempo. Como el Padre que espera al hijo en la puerta de su casa. Así es la Colegial del Divino Salvador, un templo erigido para la alabanza de Dios, como una prueba de fe. El pasaje de la Transfiguración del Señor que preside el retablo mayor resulta una especie de oráculo sobre la historia del templo, algo más que un edificio que ha roto las barreras del tiempo, conjugando en su seno los diferentes lenguajes artísticos para expresar un solo Verbo.

Construida sobre restos romanos y de una basílica visigoda, sobre la que fuera Mezquita Mayor de Sevilla, la Iglesia Colegial del Divino Salvador se convirtió a la fe cristiana en 1340, tras la reconquista del Rey San Fernando. Esteban García planteó, en 1671, la traza actual aunque fue el afamado Leonardo de Figueroa, el arquitecto del barroco, quien modeló el edificio que hoy contemplamos aunque él nunca conociera la obra concluida.

La visita comienza en el Patio de los Naranjos de la Colegial, introduciendo al visitante en la obra a lo largo del tiempo. Allí se conjugan vestigios de todos los momentos artísticos que han hablado a través de sus muros. Desde allí se desciende a las entrañas del edificio. Musealizada desde la restauración de 2008, la cripta es hoy un agradable paseo entre bóvedas de escasa altura donde se han dispuesto de manera ordenada restos de las diferentes culturas que han ocupado el edificio: romanos, visigodos, musulmanes y cristianos.

Tras el recorrido por la cripta del templo, la visita continúa con la subida al camarín de la Virgen de las Aguas. Costeado por el cardenal Francisco Solís y Folch de Cardona, cuyo escudo heráldico preside la entrada a la cámara principal y donde también se conserva un palanquín para el Niño Jesús que sostiene la Virgen en su regazo, el camarín consta de tres salas: la entrada, la estancia donde se encuentra la imagen sagrada y la capilla.

El recorrido concluye atravesando todo el edificio, desde el retablo de la Virgen de las Aguas hasta los pies del templo, por donde se accede a la balconada interior de la iglesia y se continúa hasta las cubiertas. Desde allí, toda la ciudad se postra a los pies del visitante. Una vista espectacular, sorprendente, restringida a unos cuantos afortunados.

Datos: Hay tres turnos de visitas, de lunes a jueves en horario de 21.00, 21.30 y 22.00 horas. Los viernes y sábados a las 22.00 y 22.30 horas. El grupo estará compuesto por un mínimo de diez personas y un máximo de 20. El coste por persona es de 12 euros. Los interesados pueden realizar sus reservas a través de la página web de la Catedral: www.catedraldesevilla.es/reservas dentro del programa Huella de lo sagrado.

Galería fotográfica

Contenido relacionado

Enlaces de interés