Concurso restringido de ideas para la reforma interior de la Basílica de Jesús del Gran Poder

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

En mayo del pasado año de 2015, se cumplieron cincuenta años de la bendición del nuevo templo –hoy basílica- en la plaza de San Lorenzo para las imágenes titulares de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso. Transcurrido ese tiempo, y como culminación de los actos con los que se celebró dicha efeméride, la Hermandad del Gran Poder entendió que dicha conmemoración debía proyectarse también hacia el futuro. De ahí surgió la iniciativa de convocar un concurso de ideas para la mejora ornamental y ambiental del espacio de la basílica, una vez que ésta ha completado su primer medio siglo de existencia.

Ello no responde a una decisión repentina: el propio análisis de las vicisitudes que llevaron a la concreción del proyecto de la Basílica muestra que éste, en cierta medida, no fue ejecutado en su integridad, y que diversos aspectos del mismo –ornamentales esencialmente- nunca llegaron a ser concluidos. Además, el tiempo transcurrido ha ido proporcionando una nueva perspectiva de la función del templo. Es cierto que se han acometido reformas puntuales cuando ha sido posible y/o necesario, pero nunca se ha planteado un programa global de intervenciones con un sentido unitario. Éste es el carácter de lo que ahora se demanda: un proyecto que permita mejorar, tanto en el sentido más práctico –instalaciones, iluminación, accesibilidad…- como en el simbólico –el carácter devocional del espacio como referencia básica-, las condiciones ambientales y los valores estéticos del edificio.

Desde esta perspectiva, y aun cuando la basílica en sí misma no posea la dimensión patrimonial de otros inmuebles históricos, es incuestionable lo que la obra significa. Y no solo por la parte que ocupa ya en la memoria de varias generaciones, sino por todo lo que conlleva su condición de ámbito en el cual se materializa el vínculo entre las imágenes sagradas y sus innumerables devotos. Precisamente por ello se entiende –de un modo análogo a lo que ocurre en otros ámbitos de la conservación y la restauración- que cualquier intervención que se proponga tiene necesariamente que mantener el valor de reconocimiento entre los fieles y el lugar que ocupan desde 1965 los titulares de la corporación.

Para llevar a cabo esta idea, la hermandad ha promovido un concurso de ideas restringido por invitación, que se ha cursado a cinco importantes estudios de arquitectura de reconocida solvencia. Con ello se pretende garantizar, desde una pluralidad conceptual, la calidad de las futuras propuestas para el singular espacio arquitectónico, contenedor patrimonial artístico, devocional y de culto que es la basílica.

Las cinco propuestas, necesariamente de carácter multidisciplinar, han sido encargadas a los siguientes concursantes: Alt-q Arquitectura, José Luis Daroca Bruño, Jacinto Pérez Elliott, Rubiño García Márquez Arquitectos y José Ramón Sierra Delgado.

Los equipos de trabajo dispondrán hasta el día 31 de octubre para la elaboración de este trabajo y para la presentación de una propuesta, de acuerdo a las condiciones que establece el pliego de prescripciones del concurso.

Para la financiación del concurso se ha contado con la aportación, en un 50%, de la Fundación Caja Rural del Sur, a cuyo efecto en la mañana de hoy se ha suscrito un convenio de colaboración con su presidente, y presidente de la entidad Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, correspondiendo el otro 50% a la propia Hermandad.

El jurado será presidido por el Arzobispo de Sevilla, mons. Juan José Asenjo, y estará compuesto por diferentes miembros de la junta de gobierno de la Hermandad del Gran Poder, un representante de la entidad patrocinadora, y profesionales del ámbito de las Bellas Artes, la Arquitectura, la Universidad y el Patrimonio Histórico: Carmen Laffón, Gabriel Ruiz Cabrero, Román Fernández-Baca, Javier Rodríguez Barberán, Juan Antonio Balbontín y Alfonso Pleguezuelo.

Para las deliberaciones del concurso, el pliego establece un plazo que podrá extenderse hasta el 31 de enero de 2017. Una vez decidido el ganador del concurso, la hermandad realizará una pública exposición de las cinco propuestas presentadas.

La hermandad asumirá la propuesta vencedora como base para las futuras obras y mejoras que hayan de llevarse a cabo en la basílica, aunque tanto la propia ejecución de las mismas bajo la dirección del estudio ganador como su plazo, dependerán, en su caso, de los costes económicos que conlleve su desarrollo y de las propias posibilidades de la corporación.

Contenido relacionado

Enlaces de interés