Conclusiones de la Jornada Diocesana de Pastoral Obrera

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El pasado sábado, 15 de febrero, más de un centenar de personas de diversas parroquias, movimientos apostólicos, equipos parroquiales de Pastoral Obrera y congregaciones religiosas, asistieron a la Jornada Diocesana de Pastoral Obrera de la Archidiócesis de Sevilla, celebrada en la parroquia Nuestra Señora del Pilar de Sevilla.

Esta jornada ha contado con la presencia de mons. Antonio Algora, obispo prior de Ciudad Real y responsable del Departamento de Pastoral Obrera de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar de la Conferencia Episcopal Española. Mons. Algora, disertó sobre ‘La Iglesia que sueña el Papa Francisco para la evangelización: ¿qué reclama de pastoral obrera la tarea evangelizadora?’. A continuación, Francisco Porcar, militante de la HOAC de la diócesis de Segorbe-Castellón y experto en formación de militantes obreros cristianos, trató el tema de la evangelización del mundo obrero y del trabajo a la luz de ‘Evangelii Gaudium’.

Reflexiones sobre la dimensión social de la evangelización

Numerosos interrogantes surgieron, durante el diálogo posterior a las ponencias, acerca de cómo hacer Pastoral Obrera hoy: ¿qué reclama de Pastoral Obrera la nueva evangelización?, ¿cómo afectan los desafíos para la evangelización que subraya la Evangelii Gaudium a la Pastoral Obrera y cómo los debemos afrontar?

«Durante el encuentro, los asistentes reflexionaron sobre cómo anunciar la palabra de Dios en la situación de profunda crisis que se vive, qué cambios son necesarios introducir en nuestra vida personal y comunitaria, para ser más fieles a Jesucristo siendo más fieles a los pobres, y así ser más fieles a la Iglesia»- explica Diego Márquez, delegado diocesano de Pastoral Obrera de Sevilla.

«Descubrimos que se nos invita a una nueva etapa evangelizadora marcada por la alegría del Evangelio, a compartir una Buena Noticia»- añade el delegado de Pastoral Obrera-. Es una llamada a madurar nuestra conversión personal y comunitaria nacida del encuentro con Jesús, una dinámica de vida en el mundo obrero y del trabajo desde la vivencia de la misericordia, que es involucrarse, acompañar, dar fruto, festejar. Dinámica de vida que se hace compromiso para hacer frente a una lógica inhumana y deshumanizadora que genera empobrecimiento y exclusión».

«Enviados por la Iglesia, que en palabras de nuestro arzobispo, mons. Asenjo, nos invita a ponernos en camino, evangelizando con un compromiso serio a favor de la vida y la justicia y con un empeño responsable por cambiar las situaciones que generan pobreza y exclusión, queremos compartir el sufrimiento de tantas familias, y ofrecer el Evangelio de Jesucristo para humanizar la sociedad, iluminando su andadura, para una convivencia más justa y solidaria»

La celebración de esta Jornada es una invitación para todos a reconocer, alimentar, agradecer y comunicar la fuente autentica de nuestra alegría: Jesús y su Evangelio como Buena Noticia para los empobrecidos del mundo obrero. Este encuentro de reflexión finalizó con la oración que el Papa Francisco incluye en la exhortación ‘Evangelii Gaudium’: «Madre del Evangelio viviente, manantial de alegría para los pequeños, ruega por nosotros».

Contenido relacionado

Enlaces de interés