Clausurada la Visita Pastoral a las parroquias de San Cristóbal Mártir y San Ignacio de Loyola

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El obispo auxiliar, mons. Gómez Sierra, clausuró en la mañana de ayer domingo la Visita Pastoral a las parroquias de San Ignacio de Loyola (S. Ignacio del Viar) y San Cristóbal Mártir (Burguillos) en la Eucaristía dominical de cada localidad.

Ayer, día de la Dedicación de la Basílica de Letrán, en su homilía, el obispo auxiliar nos ha hablado de la eclesialidad, del sentido eclesial que hemos de tener todos los que formamos esta parroquia: que nos integremos unos con otros, que no nos encerremos en nuestros propios grupos, que nos abramos a los demás y que estemos unidos…

También, nos ha hablado del Corazón de Jesús (ha sido, podríamos decir, la imagen que ha presidido toda la visita y que, por tal motivo, se ha puesto en el presbiterio), que nos aferremos a él y pongamos en él todas nuestras preocupaciones y anhelos.

Nos ha dicho que nos unamos a Su corazón sin olvidarnos de Su Madre, la Virgen María.

Acto seguido, D. Santiago tuvo el encuentro con las dos hermandades del pueblo (la de la Virgen del Rosario y la de San Cristóbal Mártir y Ntra. Sra. Del Valle) y de la Agrupación Parroquial (Ntra. Sra. De los Dolores).

El encuentro comenzó con la presentación de cada grupo y cuando las presentaciones acabaron, llegó el turno de palabra del mons. Gómez Sierra y, entre otras cosas, les dijo a todos los presentes, lo siguiente:

– Llevar a la hermandad al calor de los hermanos en la Fe. Lo secundario debe llevar a lo principal.

– Las hermandades son parte de la parroquia, son Iglesia. Somos la misma familia. La hermandad de una Virgen no debe darse codazos con la hermandad de la otra Virgen pues es la misma Virgen. Es la Virgen María y han de tomar conciencia de ella.

– Han de ser misioneras y transmitir la Fe.

– Muchas veces, son como los viejos vecinos, están siempre los mismos. Han de salir a las periferias e invitar a los vecinos nuevos.

– Han de tener los ojos abiertos para ver lo nuevo, para adaptarse a los tiempos sin olvidar la tradición.

– La devoción no es de la hermandad, ésta es el instrumento para transmitir la Fe.

María Gallego

Contenido relacionado

Enlaces de interés