Charitas III: Las joyas de la corona, Proyecto de mayores ‘Arcoiris’

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El Proyecto de Mayores ‘Arcoíris’ es “la joya de la corona” de la Parroquia Jesús de Nazaret y Ntra. Sra. de Consolación, de Pino Montano. Cinco años cumple esta iniciativa que comenzó con la atención a una docena de mayores de la feligresía y que ya alcanza a cuarenta pensionistas de toda la barriada.

Rosalía López y Ana Belén Sánchez son las responsables de coordinar este proyecto. La última explica que los usuarios tienen entre 70 y 96 años y que su denominador común es la soledad. “La mayoría viven solos y aunque muchos son atendidos por sus hijos, estos trabajan y pasan muchas horas sin compañía”. Los mayores conocen el proyecto a través de los avisos del párroco en la Eucaristía, por el boca a boca o mediante la trabajadora social del centro de salud de Pino Montano. Una vez que se interesan tienen una entrevista con el párroco que los deriva a López y Sánchez: “Nosotras les invitamos a participar en las sesiones”.

La parroquia acoge cada miércoles, de once y media de la mañana a una de la tarde, al casi medio centenar de ancianos que actualmente participan. Las sesiones se estructuran siempre de la misma manera: Media hora de acogida y desayuno, rezo del Angelus y una breve oración con el párroco, Pepe Blanco, y una dinámica. “Intentamos que haya una amplia variedad de actividades para que no se aburran, pero poniendo siempre el acento en que ellos hablen”. Para ello se organizan talleres para reforzar la memoria haciéndoles recordar sus pueblos o su infancia; también se fomenta la comunicación para que dialoguen entre ellos; y, se cuenta con la colaboración de médicos que ofrecen consejos de salud sobre higiene mental, alzhéimer o párkinson.

Además, las coordinadoras organizan actividades culturales y rutas por la ciudad que incluyen comentarios históricos y artísticos de la capital andaluza. Y una vez al año participan en una convivencia para mayores organizada por Cáritas Diocesana.

“Es importante también el trato y la relación con sus familias, por eso los invitamos a los cultos o a algunas actividades, para que también se impliquen”, puntualiza Ana Belén Sánchez.

Pero como en cualquier obra caritativa los voluntarios son primordiales. En el Proyecto Arcoíris participan ocho personas que no se limitan a participar en las actividades programadas, sino que están pendientes de los mayores todo el año con visitas o llamadas telefónicas. Ocho hombres y mujeres que entregan su tiempo, energías y dones a atender y acompañar a nuestros mayores, a “las joyas de la corona de esta sociedad” en palabras de Sánchez. Igual de importante es el apoyo incondicional del párroco que desde el principio se implicó “como el que más” en el proyecto y del que “se siente especialmente orgulloso”, asegura.

Por otro lado, la coordinadora señala que está pendiente la puesta en marcha de un nuevo proyecto complementario, ‘Apadrina un abuelo’, “con el objetivo de integrar a los jóvenes de la comunidad parroquial”.

Personalmente, Ana Belén se emociona al intentar explicar qué aportan los ancianos a la sociedad, “se me ponen los bellos de punta”, confiesa. “A mí me aportan muchísimo. Crees que vas a dar, pero con ellos recibes. Sin duda, en cuanto a voluntariados, es lo más gratificante que he hecho en mi vida”. Y concluye: “de ellos tenemos que aprender ver la vida desde su esencia, su ejemplo de cómo se sobreponen a sus limitaciones y dificultades, y sus fuerzas por compartir todo lo que son y todo lo que tienen”.

Contenido relacionado

Enlaces de interés