Jueves Santo

Palabras del Arzobispo

Hoy es Jueves Santo. En este día recordamos la institución de la Eucaristía. Jueves Santo es también el día del sacerdocio, que Jesús instituye en la cena pascual. Es además el día del Amor Fraterno. En la noche de Jueves Santo, Jesús nos deja el mandamiento nuevo: “Amaos los unos a los otros como yo os he amado” (Jn 13,34-35). Lo hace después de lavar los pies a los Apóstoles. Con este gesto insólito, el Señor nos propone un ideal de vida basado en el amor, el perdón, el servicio generoso y gratuito, que sólo es posible vivir con la fuerza interior que nos ofrece el Señor en el sacramento de su cuerpo y de su sangre, sacramento de piedad, signo de unidad y vínculo de caridad. Así lo dice San Pedro Julián Eymard, patrono de los congresos Eucarísticos: “El amor… que no pone su vida y su centro en el sacramento de la Eucaristía, se apaga pronto, como un fuego que no se alimenta. Se convierte rápidamente en un amor puramente humano”.

Nuestra participación en la Eucaristía tiene que hacer de nuestras parroquias unas comunidades sensibles a las necesidades de los pobres y angustiados, de los ancianos y enfermos, de todos los que se sienten solos y de los que sufren víctimas del coronavirus. Jesús que se nos entrega en este sacramento, por medio de su Espíritu, introduce en nuestros corazones su propio amor, para que seamos capaces de perdonar, acoger y servir, para que seamos capaces de amar como él mismo ama.

En la noche de Jueves Santo, Jesús lava los pies a los Apóstoles. Que este gesto penetre en nuestros corazones y nos convenza de que sólo es posible vivir el cristianismo desde el amor, la compasión, la fraternidad y el servicio a nuestros hermanos.

 

+ Juan José Asenjo Pelegrina

Arzobispo de Sevilla

Escuchar audio

Contenido relacionado

Enlaces de interés