Array

MI CURA, por Carolina Porras

Carolina Porras es Asesora en Comunicación Social y Corporativa, y editora de un «Café con porras».

Recuerdo mirar hacia arriba y ver a la Virgen con el niño en brazos bendiciendo al pueblo. Y en mi primer pensamiento de este Santuario se me dibuja siempre su semblante sereno. Un hombre de Dios muy respetado y que yo recuerdo con el cariño sincero de una niña que encontraba en sus palabras verdad, confianza y amor de Dios.

La alegría más sincera y el corazón más humilde lo encontré siendo yo adolescente. Este sacerdote siempre fue y será muy importante para mí. La forma en la que me hacía ver el mundo, esa confianza en mí y en los que tenía a mi alrededor me hizo entender que la gente siempre es buena, solo que hay veces que no saben expresarlo, ni ellos ni los que están cerca. La importancia no solo de las palabras, sino de saber conocer la Palabra.

Y en este bonito aprendizaje se encuentran muchos regalos. Quizá el último gran descubrimiento, mi cura para las heridas del alma, ha venido tras meses de encierro. La cercanía, la generosidad, decir que sí aunque no te apetezca, o restar importancia a los errores, sean de quien sean; y siempre con una risa contagiosa que pone los pies en el suelo.

Y en ese caminar andamos, aprendiendo y creciendo; porque como buenos hermanos, siempre todos me han guiado, enseñado y acompañado.

Contenido relacionado

Écija cuenta con una nueva agrupación parroquial

El pasado viernes 12 de julio, el delegado diocesano de Hermandades...

El Seminario Diocesano acogerá el III Retiro de Emaús para hombres en octubre

Inspirado en el pasaje del Evangelio de San Lucas 24,13-35 (El...

El Obispo despide y agradece su labor a las Hermanas Misioneras del Padre Nuestro

El Obispo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez, recibía, en...

Enlaces de interés