Array

FALLECE EL SACERDOTE DIOCESANO D. ENRIQUE HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ DE LOS RÍOS

El sacerdote diocesano ha fallecido a los 95 años de edad y cuyo velatorio se llevará a cabo en la Iglesia de San Juan de los Caballeros y su funeral mañana a las 11hrs en el primer templo de la Diócesis.

D. Enrique Hernández Rodríguez de los Ríos, ha fallecido en el día de hoy a los 95 años de edad, su velatorio se llevará a cabo en la Iglesia de San Juan de los Caballeros y el funeral mañana a las 11hrs en el primer templo de la Diócesis.

Nacido en Jerez de la Frontera en el año 1925, D. Enrique Hernández tras cursar los distintos niveles educativos obligatorios, fue en los superiores cuando se despertó en él la vocación religiosa en este caso a cartujo.

Tras este despertar, se acercó al sacerdote jesuita D. Antonio de Víu para discernir su camino espiritual, comenzando a frecuentar la Congregación de San Luis Gonzaga en la residencia de los jesuitas de la Plaza de la Compañía.

Después de un periodo de discernimiento, aparece la posibilidad de ser jesuita, de esta forma en el año 1942, ingresa en el noviciado de El Puerto de Santa María. Pero esto cambia tras un suceso en su vida, ya que comenzará, tras un discernimiento, a seguir el camino de la Orden de San Bruno, ingresando en la Cartuja de Jerez a los 18 años de edad. Tras dos años, y debido a problemas de salud, debe abandonar la Orden de San Bruno, lo que le hace plantearse su vocación como sacerdote diocesano, pero no será hasta 1974 cuando llegue a ser presbítero.

Durante esos años hasta llegar a ser sacerdote, D. Enrique trabajaría como profesor en el colegio de los Marianistas. Asimismo, proseguiría sus estudios, además de pertenecer a los jóvenes que fundan la hermandad jerezana de Lanzada en los años 40 del siglo pasado. No sería hasta unos años después que como seglar ejercerá Rector del Seminario Menor de Pilas.

Los años 70, fueron intensos para D. Enrique ya que en esta década el Cardenal Bueno Monreal lo instituye Acólito y Lector de la Capilla del Palacio Arzobispal de Sevilla, y no sería hasta el año 1974 que junto a D. Juan del Río Martín lo nombrarán diácono y meses mas tarde presbítero cuyo primer destino fue Pilas para seguir como formador.

Corría el año 1980, cuando tras la creación de la Diócesis de Asidonia-Jerez tomará la decisión de volver a su tierra donde ejercerá primero como vicario de la parroquia-colegio marianista del Pilar, para a finales de los 80 ser nombrado rector de la Iglesia de San Juan de los Caballeros, además de será Capellán de las Hijas de la Caridad y del cementerio, confesor de las Hermanas de la Cruz, Hermanas de Belén y el Seminario y Canónigo Honorario de la Santa Iglesia Catedral.

Contenido relacionado

“La liturgia no es una acción privada de un grupo, es una acción de...

El Santo Padre Francisco publicó el Moto Proprio “Traditionis Custodes” el...

Sobre el cumplimiento de «Traditionis Custodes» en la Diócesis de Huelva

El obispo de Huelva. Santiago Gómez Sierra, ha firmado en la...

“Luces y sombras de la paternidad hoy”

Del 30 de julio al 1 de agosto tendrá lugar en...

Enlaces de interés