Inicio Blog Página 3

La Liturgia, tema principal del Foro de las hermandades de Triana-Los Remedios

0

La Liturgia, tema principal del Foro de las hermandades de Triana-Los Remedios

El ciclo de formación de las hermandades de penitencia de Triana-Los Remedios cumple este año su XVII edición y lo hace bajo el lema ‘La Liturgia: el esencial e inagotable camino de encuentro con Dios’.

De esta forma, las sesiones que se desarrollarán entre el 19 de octubre y el 7 de noviembre en las distintas corporaciones de la feligresía abordarán distintas dimensiones litúrgicas.

En primer lugar, el miércoles 19 de octubre Francisco Benítez ofrecerá una ponencia titulada ‘El año litúrgico: Triduo Pascual, centro de la Liturgia de la Iglesia’. Será a las nueve de la noche en la Capilla de los Marineros.

La segunda sesión tendrá lugar el 26 de octubre en la Parroquia Ntra. Sra. de la O, también a las nueve, y correrá a cargo del delegado diocesano de Liturgia, Luis Rueda, quien disertará sobre ‘La Eucaristía: la importancia del domingo’.

El día 2 de noviembre es el turno del diácono Félix Quijada, que reflexionará acerca de la Liturgia de las Horas y el canto como “asignaturas pendientes en nuestras hermandades”. La cita es a la misma hora en la Capilla de María Santísima de la Estrella.

El ciclo llegará a su fin el 7 de noviembre de la mano del diácono Julio Sánchez. En esta ocasión se expondrá la ‘Desiderio Desideravit’, “una carta apostólica de amor a la Liturgia”. Será a las nueve de la noche en la Basílica Menor del Cristo de la Expiración.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Los Palacios y Villafranca en misión

0

Los Palacios y Villafranca en misión

Las tres parroquias de Los Palacios y Villafranca (Buen Pastor, Santa María la Blanca y Sagrado Corazón de Jesús) se han unido para preparar una misión popular en la localidad.

“El pretexto ha sido la coronación canónica de la patrona, la Virgen de las Nieves, que tendrá lugar en octubre de 2023, y la misión supone la preparación espiritual, apostólica y pastoral para ese evento”, señala Diego Ojeda, párroco de Santa María la Blanca.

Asimismo, reconoce que con esta acción buscaban “seguir las directrices actuales de la Iglesia, que nos pide que actuemos en favor de la nueva evangelización”.

De esta forma, el pasado 17 de septiembre se celebró la Eucaristía de envío de los monitores de los grupos, lo que dio comienzo a la preparación de la semana de la misión, prevista del 2 al 11 de junio. A partir de ahora, se seguirá un itinerario formativo propuesto por la Vicaría para la Nueva Evangelización, dirigida por Óscar Díaz. “Los grupos irán trabajando con los temas de reflexión cada quince días. También tendremos una misa misionera cada mes en la que participarán los grupos involucrados y estamos organizando un retiro conjunto”, apunta Ojeda.

Actualmente hay formados en torno a 30 grupos, cada uno compuesto por una veintena de personas, por lo que se estima que alrededor de 500 o 600 personas se impliquen de forma directa en la preparación de esta misión popular. “Son grupos de misión, coincidiendo con los grupos naturales que existen y otros nuevos –añade-. Ellos son la levadura que animará la semana misionera, en la que habrá actos extraordinarios, celebrativos y catequéticos”.

Finalmente, Diego Ojeda recuerda en qué consiste una misión popular: “Se trata de una acción extraordinaria de evangelización. Hay que tener en cuenta que ordinariamente tenemos otros instrumentos de evangelización como las catequesis a distintos niveles, la predicación o la celebración de diversos cultos. Pero esto es extraordinario y tiene dos objetivos principales: el primero, revitalizar las parroquias que lo realizan, es decir, ponernos en movimiento, que sea un kairós (tiempo de gracia) para que reavivemos el celo cristiano y difundir el Evangelio. Por esta razón, los primeros beneficiarios de la misión son los feligreses implicados en su preparación; pero, en segundo término, la Misión Popular también funciona como instrumento para acercarse a los alejados y a los que no están en las comunidades parroquiales”.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Mons. Catalá preside el 50 aniversario de la bendición del Cristo de la Agonía

0

El 30 de septiembre, el Sr. Obispo, D. Jesús Catalá, celebró la Santa Misa Estacional con motivo del 50 aniversario de la bendición de la imagen del Santísimo Cristo de la Agonía (titular de la Hermandad de Las Penas, obra de Francisco Buiza) en la Iglesia de San Julián. Estuvo acompañado en el altar por Salvador Guerrero, delegado de Hermandades y Cofradías de la Diócesis, y ayudado por el diácono Rafael Carmona. Ayudaron y asistieron en el altar el grupo de acólitos de la propia Hermandad.

Como señalan desde la Hermandad, «el acompañamiento musical consistió en un cuarteto de voces, encabezado por el prestigioso tenor Luis Pacetti, órgano y trompeta. Durante los días previos se celebró un triduo extraordinario preparatorio para tal efemérides.

El motivo de celebrar estos cultos en San Julián (pues la Hermandad tiene su sede en su Oratorio, ubicado en Pozos Dulces) de debe a que la imagen fue bendecida en dicha iglesia, pues hay que recordar que la Hermandad tuvo su sede allí durante 36 años, hasta su traslado en el año 2008.

Asistieron diversas personalidades, entre ellas algunos miembros de la Permanente de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, así como hermanos mayores de numerosas hermandades, Colegio de Administradores de Fincas, etc. destacando el nutrido grupo de hermanos de la propia corporación nazarena. 

El Sr. Obispo al inicio de su homilía hizo una breve síntesis de la historia de la Hermandad, recordando los hitos históricos más señalados, para a continuación destacar los rasgos físicos tan reales de la imagen, haciendo mención a su símil con lo narrado en el pasaje evangélico de la agonía y muerte de Jesús en el Calvario. La fuerza de la imagen y su realismo sirvió a D. Jesús para hilar su homilía, de la que se destacan algunas frases: “El Cristo de la Agonía es el Sumo Sacerdote que se ha compadecido de nuestras debilidades, ha sido probado en todo, como nosotros, menos en el pecado y ha atravesado el cielo para abrirnos la puerta de par en par”, “Las heridas que tu cuerpo recibió nos dejan ver los secretos de tu corazón, nos dejan ver el gran misterio de la piedad… Señor eres bueno y clemente y rico en misericordia (en palabras de San Bernardo)”, “Queridos cofrades que tenéis como titular al Cristo de la Agonía, contemplad a Quien os trae la salvación y la vida eterna. Amad a Quién os ama hasta dar la vida por vosotros. Vivid como Él nos enseña y espera de vosotros”, “Demos gracias al Cristo de la Agonía que asumió nuestra miseria y nuestro pecado, librándonos de la muerte eterna”, finalizando “Pedimos a María Santísima de la Penas que nos acompañe en nuestro camino de fe y de testimonio del amor de Cristo para con toda la humanidad”

A la finalización de la Santa Misa el Delegado de Hermandades y Cofradías procedió a la lectura de la bendición papal otorgada a la Hermandad con motivo de este aniversario.

La imagen del Santísimo Cristo de la Agonía regresó desde la Iglesia de San Julián a su Oratorio (sito en Plazuela Virgen de las Penas) de manera extraordinaria en su trono procesional del Martes Santo, en la tarde-noche del sábado 1 de octubre».

Ver este artículo en la web de la diócesis

«El camarín de la Virgen de la Victoria es uno de los más antiguos de España»

0

Encarni Llamas Fortes

Encarni Llamas Fortes es esposa y madre de tres hijos. Periodista que desarrolla su labor profesional en la Delegación de Medios de Comunicación de la Diócesis de Málaga. Es Bachiller en Ciencias Religiosas por el ISCR San Pablo y está realizando el Máster de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II.

enllamasfortes Ver este artículo en la web de la diócesis

El Adoremus comienza el curso con novedades

0

Publicado: 04/10/2022: 9

Adoración

Este viernes se retoman los Adoremus, encuentros de jóvenes de Adoración al Santísimo. Este curso, además, con varias novedades: pasan a tener sede central y unificada en la iglesia de los Mártires, dedicada a los santos Ciriaco y Paula, dos jóvenes que padecieron el martirio por su fe en el año 303 d.C. y que son patronos de la ciudad de Málaga.

Los Adoremus se celebran el primer viernes de cada mes, a las 20.30 horas. 

Como explican, desde la Delegación de Infancia y Juventud, se ha decidido cambiar a esta sede porque es más accesible para todos, al ser punto de destino de la red de transporte; por se lugar de encuentro de los jóvenes de la diócesis y por estar en una zona céntrica, lo que posibilita la organización de planes a continuación. 

ADOREMUS

Los Adoremus son un encuentro dirigido a todos los jóvenes, sean de la realidad que sean, para rezar juntos y adorar al Señor Sacramentado durante una hora. Como explican sus organizadores, sirve «para ayudarles a experimentar la presencia real y viva de Jesús Eucaristía entre nosotros. En él encuentran una oración acompañada con cantos, salmos, proclamación de la Palabra, un espacio para el silencio y algún gesto que abra a la comunicación. Es sobre todo una invitación a rezar».


Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
– Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
– No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
– La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
– No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
– Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.

Compartir artículo

Ver este artículo en la web de la diócesis

La Iglesia reafirma su compromiso en la lucha por el trabajo decente

0

El obispo se ha reunido esta tarde con los representantes de las diferentes entidades eclesiales que componen la red Iglesia por el Trabajo Decente y con los representantes sindicales.

El 7 de octubre se celebra la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, promovida por la Confederación Sindical Internacional. La red Iglesia por el Trabajo Decente se suma a esta jornada para sensibilizar y visibilizar la importancia de extender en la sociedad y en la Iglesia la defensa del trabajo decente, este año centrando la importancia de su mensaje en el compromiso.

Con motivo de la celebración de esta jornada, esta tarde, el obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, se ha reunido con los representantes de la red Iglesia por el Trabajo Decente y con los secretarios generales de los sindicatos de Comisiones Obreras (CCOO), Santiago Navarro; Unión General de los Trabajadores (UGT), Antonio Jiménez; y Unión Sindical Obrera (USO), José Sáez.

Tras el segundo encuentro que el obispo mantiene este año con los sindicatos, Mons. Lorca asegura que ha sido una reunión «muy productiva» en la que se han abordado temas en los que habrá que profundizar en una tercera ocasión. «Ojalá que todos podamos poner las mejores condiciones para que no se repita nunca ninguna situación que lleve a cualquier persona a vivir con la indignidad de no tener trabajo o de que este no sea decente», ha puntualizado el obispo.

Trabajo, inmigración, siniestralidad laboral, dignidad en el trabajo, la juventud, la mujer… han sido algunos de los temas que se han abordado en la reunión de esta tarde.

El secretario general de UGT ha destacado que, entre sindicatos e Iglesia, «hay un denominador común: la dignidad de la persona»; insistiendo, además, en la importancia de materializar en acciones concretas todo lo hablado en estas dos reuniones. Desde CCOO, su secretario general ha manifestado que ha sido «interesante comprobar que hay otras organizaciones que están preocupadas por la situación de los trabajadores» y que coinciden en muchos aspectos con las reivindicaciones sindicales. El secretario general de USO ha subrayado que, a pesar de que estas reuniones se hayan vinculado a jornadas concretas, «la lucha por conseguir unas condiciones dignas para los trabajadores» es una realidad diaria tanto para los sindicatos como para las organizaciones de la Iglesia. Por último, Candelaria Hernández, en nombre de la red Iglesia por el Trabajo Decente, ha recordado que esta semana se realizarán actos que ayuden a sensibilizar sobre esta.

La Iglesia, en la lucha por el trabajo decente

En numerosas ocasiones, el Papa Francisco recuerda la importancia del trabajo para dignificar a la persona, un trabajo «fundado en condiciones laborales decentes y dignas, que provenga de una negociación colectiva, y que promueva el bien común», para lograr así que el trabajo sea verdadera y esencialmente humano.

En la Diócesis de Cartagena integran la red Iglesia por el Trabajo Decente: Acción Católica General (ACG), Cáritas Diocesana, Confer, Encuentro y Solidaridad, Hermanitas de Jesús, Hermanas de la Asunción, HOAC, Justicia y Paz, Pastoral del Trabajo, Pastoral de Migraciones y Salesianos Cooperadores.

Para festejar esta jornada, el próximo viernes, a las 19:30 horas, se celebrará la Eucaristía en la Catedral, presidida por el obispo de Cartagena.

Galería de imágenes

La entrada La Iglesia reafirma su compromiso en la lucha por el trabajo decente aparece primero en Diócesis de Cartagena.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Pastoral Vocacional recupera este curso La Esperanzada

0

El equipo de Pastoral Vocacional se ha reunido este fin de semana para planificar el curso. La casa Stella Maris, que el seminario tiene en Los Urrutias, ha acogido esta convivencia en la que se han sentado las bases de qué acciones se llevarán a cabo en los próximos meses.

El delegado de Pastoral Vocacional, Blas López, encabeza este equipo en el que también hay religiosos y laicos (matrimonios y jóvenes). «El objetivo de esta convivencia era “hacer equipo”, conocernos más, compartir experiencias y, por supuesto, planificar el nuevo curso», explica el delegado.

Pastoral Vocacional recupera este año el buque insignia de sus actividades: La Esperanzada, la peregrinación desde el santuario de la Vera Cruz de Caravaca hasta el de Nuestra Señora de la Esperanza de Calasparra. Una actividad que se desarrollará del 18 al 20 de noviembre.

Esta delegación pretende trabajar para animar y acompañar los diferentes procesos vocacionales: al sacerdocio, a la vida consagrada o a la vida laical.

La entrada Pastoral Vocacional recupera este curso La Esperanzada aparece primero en Diócesis de Cartagena.

Ver este artículo en la web de la diócesis

“La clave de la enfermedad es convertir el sufrimiento en sacrificio por amor”

0

“Quizá el amor es una ola de sorpresas…Una ola más alta que la muerte. Por eso el amor es la clave para entender todo. El amor de Dios tiene la última palabra, por ello no tengáis miedo jamás”, decía San Juan Pablo II, el mismo que el día que visitó El Rocío aclamó: “Que todo el mundo sea rociero”. Pues así, cargados de amor y de esperanza, más de un centenar de enfermos oncológicos del Hospital San Juan de Dios junto a sus familiares caminaron durante el pasado fin de semana de la mano de la Hermandad del Rocío de Lucena hasta la Blanca Paloma para depositar en sus manos todo su amor y todas sus plegarias.

Llevaban un lema: “En el camino no estás solo”. No lo estaban. Junto a ellos, el oncólogo Juan de la Haba y miembros de la Hermandad del Rocío de Lucena caminaron dejando unas huellas imborrables en el camino.

Ha sido Ella la que les ha dado la fuerza y la valentía para cumplir con tres días intensos de camino, donde han ofrecido todo su dolor y sufrimiento por amor. Es la clave para afrontar la enfermedad y la vida. El doctor Juan de la Haba así lo explicó tras estos días de vivencias junto a sus pacientes, en los que ha pasado de ser el médico de “Las Juanas”, como las pacientes se hacían llamar de manera cariñosa, a ser un peregrino más.

Pasados estos días, tanto el doctor como el resto de acompañantes tenían claro que la peregrinación ha sido una gran lección de vida, de fe y de humildad. Eso solo lo hace Ella, la Virgen a la que todos peregrinaban empapándose de la fuerza del Espíritu Santo en cada paso que daban. “Se palpaba que María y su hijo caminaban con cada uno de nosotros y la Virgen ha tejido muy bien sus hilos para que todo esto se haya podido realizar”, comentaban los peregrinos.

Juan de la Haba, como primer testigo de la iniciativa, tiene claro el valor de esta peregrinación en medio de la enfermedad.

¿Cómo surgió esta idea?

Surge a iniciativa de una persona enamorada del Rocío, Pedro Alcaide, un paciente mío que ha tenido una buena experiencia del Rocío y con toda generosidad ha querido compartirla, porque cuando uno tiene una buena experiencia trata de compartirla y ese es el punto inicial. Nos contagió esa devoción rociera a las personas que estamos a su alrededor y a partir de ahí nos lo hizo muy fácil para poder estar aquí.

El Hospital de Día de San Juan de Dios, que es donde habitualmente se administran tratamientos de quimioterapia, yo creo que es un hábitat que te permiten sensaciones y emociones muy concentradas y realmente esta idea crece en el Hospital de Día entre pacientes que están recibiendo un tratamiento y donde a veces está presente ese miedo y esa incertidumbre que produce la enfermedad. Pedro tuvo la genial idea de ofrecer esto para paliar esas situaciones y sin pensarlo, aquí estamos. Me lo contó y le dije: “Yo también quiero ir”. De esta forma, no vivimos solo la incertidumbre que tiene el paciente o las familias, sino también las personas que los atendemos y vemos desánimos, momentos duros del camino de la enfermedad.

Pedro nos ofrece hacer el camino y nos pareció un punto de inspiración de lo que es el camino de la vida y nos sumamos a la idea el equipo del Hospital sin dudarlo.

¿Qué han supuesto estos días a nivel personal y con qué momento te quedas?

Pues tengo muchos, muchos, muchos (sonríe emocionado). Si me tuviera que quedar con uno tengo un momento que creo que marca mucho lo que es el caminar. Es la imagen de Rafi agarrada a su carreta. Un ejemplo para entender en qué consiste caminar y caminar por la Raya, que yo no la conocía, un caminar muy duro, donde duelen los pies, las caderas… tiene situaciones muy incómodas desde el punto de vista físico y ella, agarrada a su carreta, empieza a sumar metros y metros siempre con una sonrisa a pesar de que seguro que le dolían los pies como a mí. Rafi empieza a sumar sonrisas para todos y además en los metros en los que tiene descanso se dedica a cantar y a animar a los demás. Me quedo con ese momento para mí como un momento muy transformador.

Caminar es duro, caminar tienes que ir agarrado a la Virgen, a tu fe y a tu devoción. Tiene momentos muy duros, y a pesar de ello, cuando nos toca descansar lo que hace es sonreír, cantar y bailar.

Y el otro momento ha sido comprobar que realmente no caminamos solos, caminamos con otros caminantes, con la Virgen y con el Señor de la mano.

No olvidaré jamás un momento muy emotivo en el que afloró la fuerza que tuvieron todos los pacientes para empujar esa carreta. Fue precioso ese momento empujando la carreta para poner el Simpecado delante de la Virgen al llegar del camino, mantener esa carreta ahí a las puertas de la Ermita, frente a Ella un buen rato… Y ese preciso momento en que esas mujeres empiezan a verse rodeadas de más personas que no quieren dejar que su esfuerzo se viera estropeado y les ayuda a sostenerse. Para mí ese momento fue verdaderamente emotivo. La fuerza que imprime la enfermedad, que te imprime saber que tu vida se puede acabar, yo creo que para los que estamos directamente en contacto con estas personas nos da un regalo maravilloso, que no se puede explicar con palabras. Tienen la fuerza de la vida, de la esperanza, de sacar a esta vida hasta el último minuto, pero además, algunos de ellos tienen la grandeza y la generosidad de renunciar a transmitir preocupación a su familia y a su entorno y lo que nos regalan es una sonrisa. Sufren en silencio para que los demás no suframos y eso es un regalo por el que estoy eternamente agradecido. Es por ello que he querido vivir esta experiencia junto a ellos.

¿Cree que ayuda la fe en el proceso de la enfermedad?

Por supuesto que sí. Cuando lo vemos desde el punto de vista de la biología, podemos ver a la persona cómo el conjunto de células que sufren un daño y que vamos a tratar con sustancias químicas con las que buscamos una respuesta que te permita que esas células sigan viviendo. Dicho así queda incompleto y sobre todo cuando eres medianamente sensible en las consultas. Somos mucho más que un conjunto de células intentando vivir y saliendo adelante. Yo creo que esas cosas no salen de manera espontánea, sino que sale de un Creador y los que nos ha tocado vivir en este mundo hemos tenido la gran suerte de que ese Creador nos ha presentado el camino a través de Jesús y Jesús nos da un camino muy claro que es la muerte por amor, la renuncia a uno mismo por algo mucho mayor. Si eso realmente lo aprendemos durante nuestro camino de la enfermedad, yo creo que nos da la clave para convertir el sufrimiento en sacrificio, porque habitualmente un sufrimiento es algo vacío, no tiene contenido ninguno, pero cuando uno lo convierte en sacrificio es mucho más bonito. Estás ofreciendo tu sufrimiento por algo mayor y eso llena a la persona.

Los enfermos que tengo que transforman su sufrimiento en sacrificio y ofrecen su dolor y su enfermedad por algo más, tienen otro brillo en los ojos y yo creo que la fe ayuda muchísimo.

Se puede tener dolor y sonreír, no sólo en la enfermedad sino en la vida. Hay peregrinos, y yo he sido testigo de ello, que en su único descanso con dolor de pies, cantaban a la Virgen.

Hay que dar a ese sufrimiento la trascendencia de que somos parte de algo mucho más bonito y eso lo hace la fe. Yo creo que eso es la clave para afrontar un proceso que nos va a tocar o nos puede tocar a cualquiera como es la enfermedad.

¿Cómo se puede tener una enfermedad y ser feliz a la vez?

Yo creo que la gente más sencilla, más modesta, más pobre de espíritu son las que lo tienen más fácil, porque entienden que lo que le está pasando a ellos es lo que le pasa a todo el mundo y no tienen sentimiento de agravio universal. Si no tienes ese componente de ira o de agravio universal, no te poner a decir ¡qué mala suerte tengo! porque entiendes que es una cosa que le puede pasar a todo el mundo, esas personas tienen el primer paso para ser feliz. Yo creo que en el momento en que tú le das un sentido a lo que haces o a lo que te está pasando, soportas la enfermedad y de ahí al paso de ofrecer tu muerte por algo superior como lo hizo Jesucristo, quien se abrió de brazos y nos llenó de amor. Eso lo hacen personas, yo lo he visto en la consulta, personas que dejan de ser ellos para que tú seas, para que entiendas lo que es la generosidad, el sufrimiento en silencio, pensar en ti. Los enfermos son gente muy agradecida y hay que sacar todo el jugo y aprender de ellos.

Hemos sido testigos del vínculo y la empatía del médico con sus pacientes y la familia en la peregrinación. ¿Cómo es posible tener esa empatía ante las situaciones adversas que viven sus pacientes?

Empatizar y ponerte en el lugar del otro, sobre todo con empatía emocional, te hace sentir bien. Por ejemplo, yo al hacer este camino lo hago sabiendo que a lo mejor el año que viene muchos no estén, pero si eso lo bajas al plano humano te genera mucho sufrimiento, pero si lo elevas un poco y entiendes que forman parte del proyecto superior del de arriba, eso ya te quita perspectiva y te da entendimiento para no ver con los ojos de la cara, sino con los del alma y el corazón. Formamos parte del plan de Dios, tenemos que admitir eso y tener la certeza de que estamos de paso. Habrá muchas personas que la enfermedad no la superen, otros que por supuesto puedan con ella, pero lo importante es separar y entender que formamos parte del plan de Dios.






















La entrada “La clave de la enfermedad es convertir el sufrimiento en sacrificio por amor” apareció primero en Diócesis de Córdoba. Ver este artículo en la web de la diócesis

Así fue la primera reunión de la Delegación de Iniciación Cristiana de Asidonia-Jerez

0

El pasado 3 de septiembre el Obispado de Asidonia-Jerez acogió la primera reunión del Departamento de Iniciación Cristiana y Catecumenado Postbautismal.

La Casa de la Iglesia de Asidonia-Jerez acogió a comienzo del 3 de septiembre la primera reunión de la Delegación de Iniciación Cristiana, en concreto del Catecumenado Postbautismal. Esta estuvo presidida por Monseñor José Rico Pavés, Obispo de Asidonia-Jerez, el cual motivo a todos los miembros presentes en su misión de coordinar la catequesis a nivel diocesano con el estilo de Inspiración Catecumenal y reforzar el itinerario de educación en la fe por etapas.

Otro de los datos a destacar es el nuevo Directorio para la catequesis que será el instrumento básico para la formación de los catequistas de todas las etapas del proceso catequético durante estos dos próximos cursos. Asimismo, el prelado insistió que se empleará un nuevo vocabulario para que no se identifique la catequesis con un fin exclusivo sacramental. Hay que hablar de despertar en la fe y de Iniciación cristiana para los niños que empiezan el proceso catecumenal.

Ver este artículo en la web de la diócesis

El Obispo acude a la toma de posesión de monseñor Gil Tamayo

0

El nuevo arzobispo coadjutor de la archidiócesis de Granada tomó posesión el sábado, 1 de octubre en la Catedral granadina

Monseñor Demetrio Fernández acudió el pasado sábado a la toma de posesión del nuevo arzobispo coadjutor de la archidiócesis de Granada, monseñor José María Gil Tamayo. El Papa Francisco hizo público el nombramiento el pasado mes de julio tras la petición del arzobispo de Granada, monseñor Javier Martínez, para ayudarle en la labor pastoral de la Archidiócesis.

Monseñor Javier Martínez reconoció en la eucaristía de toma de posesión acoger al nuevo arzobispo coadjutor “con los brazos abiertos” y expresó su “profunda gratitud” y “el regalo grande” que es el recibimiento en el inicio del ministerio de quien compartirá misión en la Diócesis.

Por su parte, monseñor Gil Tamayo aseguró que viene “a ejercitar mi servicio episcopal en misión compartida con D. Javier, en profunda comunión con él y con el presbiterio de Granada”.

José María Gil Tamayo nació el 5 de junio de 1957 en Zalamea de la Serena (Badajoz). Recibió la ordenación sacerdotal el 7 de septiembre de 1980 y pertenece al clero de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz. Es licenciado en Estudios Eclesiásticos en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra y en Ciencias de la Información por la misma Universidad de Navarra. En 2018 fue nombrado obispo de Ávila.



La entrada El Obispo acude a la toma de posesión de monseñor Gil Tamayo apareció primero en Diócesis de Córdoba. Ver este artículo en la web de la diócesis

Enlaces de interés