Nuevo Obispo en la Diócesis de Asidonia-Jerez

ODISURhttps://odisur.es
Oficina de información de los Obispos del Sur de España

La Santa Iglesia Catedral acoge el 31 de julio la Eucaristía de Toma de Posesión del nuevo Obispo de Asidonia-Jerez, Monseñor Rico Pavés.

El primer templo de la Diócesis de Asidonia-Jerez acoge en la mañana del 31 de julio la Eucaristía de Toma de Posesión del que será el cuarto pastor diocesano de la historia de la Iglesia Asidonense, Monseñor José Rico Pavés. Con alegría y efusión el pueblo de Dios que peregrina en Jerez de la Frontera recibe al prelado en un día histórico que comenzará con la presentación del nuevo Obispo de Asidonia-Jerez al Cabildo Catedralicio. Tras esta presentación se preparará todo para la procesión de entrada, cuyo recorrido les llevará desde la Casa de la Iglesia de Asidonia-Jerez hasta la Santa Iglesia Catedral, para comenzar así la ceremonia.

Siguiendo las Correspondientes medidas higiénico-sanitarias, esta celebración contará con más de veinte Cardenales, Arzobispos y Obispos españoles, junto al Nuncio Apostólico Monseñor Bernardito Auza, además de autoridades civiles, sacerdotes, seminaristas y fieles que ya rezan por la nueva tarea que la Iglesia encomienda a Monseñor José Rico Pavés.

Asimismo, esta Eucaristía contará con la presencia del maestro organista y titular de la Santa Iglesia Catedral, Ángel Hortas que dirigirá la Coral de la Capilla Catedralicia de Jerez.

Relación de Obispos que han confirmado su asistencia:

– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Bernadito Cleopas Auza – Nuncio Apostólico de España
– Emmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Osoro Sierra – Cardenal Arzobispo de Madrid y Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española
– Emmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Amigo Vallejo – Cardenal Arzobispo Emérito de Sevilla
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Ángel Saiz Meneses – Arzobispo de Sevilla
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Asenjo Pelegrina – Arzobispo Emérito de Sevilla

– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Francisco Javier Martínez Fernández – Arzobispo de Granada
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Celso Morga Iruzubieta – Arzobispo de Mérida-Badajoz
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Francisco Cerro Chaves – Arzobispo de Toledo
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Santiago Gómez Sierra – Obispo de Huelva
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Bernardo Álvarez Afonso – Obispo de Tenerife

– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Ángel Fernández Collado – Obispo de Albacete
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Ginés Ramón García Beltrán – Obispo de Getafe
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Joaquín María López de Andújar – Obispo Emérito de Getafe
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Rafael Zorzona Boy – Obispo de Cádiz y Ceuta
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Demetrio Fernández González – Obispo de Córdoba

– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Mazuelos Pérez – Obispo de Canarias
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Francisco Jesús Orozco Mengíbar – Obispo de Guadix
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Jesús Catalá Ibáñez – Obispo de Málaga
– Excmo y Rvdmo. Sr. D. Adolfo González Montes – Obispo de Almería
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Luis Javier Argüello García – Obispo Auxiliar de Valladolid y Secretario General de la Conferencia Episcopal Española

– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Santos Montoya Torres – Obispo Auxiliar de Madrid
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Jesús Vidal Chamorro – Obispo Auxiliar de Madrid
– Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan Antonio Aznárez Cobo – Obispo Auxiliar de Pamplona
– Ilmo. y Rvdmo. Sr. D. Ignacio Barrera Rodríguez – Vicario Regional del Opus Dei en España

 

 

PRIMEROS ACTOS DE MONSEÑOR RICO PAVÉS TRAS LA EUCARISTÍA DE TOMA DE POSESIÓN

Tras la Eucaristía de Toma de Posesión, el que será ya nuevo Obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez tiene previsto los siguientes actos:

  • 31 de julio a las 19hrs en la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Merced rezo ante esta advocación mariana, titular del templo mercedario y patrona de la ciudad de Jerez de la Frontera.
  • 1 de agosto a las 10hrs en la Parroquia de San Rafael y San Gabriel de Jerez de la Frontera, primera Eucaristía del nuevo Obispo de Asidonia-Jerez.

 

EL ESCUDO Y LEMA EPISCOPAL DE MONSEÑOR RICO PAVÉS

En el año en el que la Iglesia se disponía a inaugurar el Año de la fe, convocado por aquel momento el Papa Benedicto XVI para impulsar de forma decidida la nueva evangelización que permita volver a descubrir la alegría de creer y el entusiasmo de comunicar la fe, Monseñor Rico Pavés se convertía en el nuevo Obispo auxiliar de la Diócesis de Getafe puso y sigue poniendo en el centro de su ministerio episcopal las palabras de Jesucristo: Os he hablado de esto para que mi alegría esté vosotros (ut gaudium meum in vobis) y vuestra alegría llegue a plenitud (Jn 15, 11 ). Convencido de que no hay alegría plena en la vida humana sin el encuentro con Cristo, único Salvador de todos los hombres, el nuevo Obispo ruega al Señor que le conceda ser servidor de vuestra alegría (2 Co 1, 24).

El escudo episcopal consta de los siguientes símbolos:

El Sagrado Corazón de Jesúspor la invitación del mismo Jesucristo: Venid a mí todos los que estáis cansados agobiados, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera (Mt 11, 28-30).

La flor de tres azucenasque simboliza la perfecta virginidad de María Santísima, defendida de forma eminente por san Ildefonso de Toledo, de quien se desea aprender a vivir como esclavo de la esclava del Señor: “Por eso yo soy tu esclavo, porque mi Señor es tu Hijo. Por eso eres Tú mi Señora, porque eres esclava de mi Señor. Por eso soy yo esclavo de la esclava de mi Señor… Te ruego, santa Virgen, … que yo pueda conocer a Jesús en virtud de aquel Espíritu por el que te fue dado a Ti conocer, tener y alumbrar a Jesús. Hable yo sobre Jesús cosas humildes y sublimes en aquel Espíritu en el que tú te confiesas esclava del Señor” (SAN ILDEFONSO DE TOLEDO, De perpetua virginitate Sanctce Marice, XII, 1).

La granadapor las raíces del nuevo obispo y por su significado simbólico en la antigüedad cristiana: “¿Qué se designa con las granadas sino la unidad de la fe? Porque del mismo modo que en una granada, con una sola corteza exterior, se protegen muchos granos en su interior, así también la unidad de la fe guarda a muchos pueblos de la Santa Iglesia conteniendo dentro de sí diversidad de méritos” (SAN GRE- GORIO MAGNO, Regula pastoralis, 11, 4).

El anclapor las palabras de la Carta a los Hebreos y su uso en la antigua iconografía cristiana: La esperanza es para nosotros como ancla del alma, segura firme, que penetra más allá de la cortina, donde entró, como precursor, por nosotros, Jesús, Sumo Sacerdote para siempre según el rito de Melquise- dec (Hb 6, 19-20).

 

BIOGRAFÍA

Nació el 9 de octubre de 1966 en Granada. Realizó sus estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor San Ildefonso de Toledo entre 1985-1987 y 1989-1992. Durante estos años fue formado sacerdotalmente en el Seminario para vocaciones adultas Santa Leocadia de Toledo, donde entre 1987 y 1989 realizó un curso de espiritualidad y otro de lenguas eclesiásticas.

Es Licenciado en Teología Dogmática (1994) y Doctor en Teología Patrística (1998) por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma.

Cargos pastorales
Ha desarrollado su ministerio sacerdotal en Granada y Toledo. Fue vicario parroquial de la Parroquia “Corpus Christi” de Granada y consiliario de la asociación privada de fieles Acción Cultural y Social (ACYS) entre 1994 y 1995.

En 1996 comenzó su actividad docente como profesor ordinario del Instituto de Teología Espiritual de Barcelona desde 1996 a 2011. De 1996 a 1998 ejerció como profesor auxiliar de la Facultad de Teología, de la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma. Desde 1998 hasta 2012 fue profesor de Teología dogmática en el Instituto Teológico San Ildefonso de Toledo, del que fue Director de 2008 a 2012. Desde 1999 a 2013 ha sido profesor invitado en la Facultad de Teología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso, impartiendo cursos de temática patrística. Ha sido también profesor invitado en el Instituto León XIII de Doctrina Social de la Iglesia de Madrid y en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Fue párroco de la Parroquia de Nuestra Señora de la Purificación de Nambroca (Toledo) entre 1998 y 2001; y sacerdote adscrito a la Parroquia de Santo Tomé de Toledo, de 2001 a 2012. En la Archidiócesis de Toledo ha sido además director del Secretariado para la Doctrina de la Fe y Ecumenismo, de 2005 a 2011. De 2001 a 2013 ha sido director del Secretariado de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, de la Conferencia Episcopal Española. De 2001 a 2012 ha pertenecido a la Asociación de Patrólogos de Oriente y Occidente, de la Fundación Pro Oriente (sede en Viena). Y actualmente pertenece al Comité Científico de la Colección “Fuentes patrísticas” de la Editorial Ciudad Nueva.

Fue nombrado Obispo Auxiliar de Getafe por Benedicto XVI el 6 de julio de 2012 y recibió la consagración episcopal el 21 de septiembre de 2012.

Nombrado obispo de Asidonia-Jerez el 09 de junio de 2021

Otros datos de interés
En la CEE ha sido miembro de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe y de la Subcomisión de Catequesis. Actualmente es el responsable del Área de Catecumenado de la Comisión Episcopal para la Evangelización, Catequesis y Catecumenado desde marzo de 2020. Es autor y profesor del Plan de Formación para la Vida monástica contemplativa Sapientia Amoris, de la Conferencia Episcopal Española.

 

PRIMER SALUDO A LA DIÓCESIS DE ASIDONIA-JEREZ

 

¡Paz a vosotros!

El pasado 23 de mayo, Domingo de Pentecostés, día grande de las Fiestas en honor de Ntra. Sra. de los Ángeles, Patrona de la Diócesis de Getafe, el Nuncio Apostólico me comunicó en nombre del Papa Francisco el nombramiento como obispo de la diócesis de Asidonia-Jerez. Refiere el libro de los Hechos de los apóstoles que los discípulos y apóstoles perseveraban en oración junto a la Virgen María cuando, el día de Pentecostés, se llenaron del Espíritu Santo; Pedro entonces se puso en pie y levantó la voz: dio testimonio de Jesús el Nazareno anunciando su muerte y resurrección; traspasó con sus palabras el corazón de quienes le escuchaban y con santa audacia los llamó a la conversión. Nacía así la Iglesia, en misión. Como en aquel primer Pentecostés, en la voz del Sucesor de Pedro he reconocido el empuje del Espíritu Santo que me lleva a la Diócesis de Asidonia-Jerez para dar testimonio de Cristo Resucitado, llamar a la conversión y seguir impulsando con toda la Iglesia una nueva etapa evangelizadora.

Desde la joven diócesis de Getafe voy a la también joven diócesis de Jerez a tomar el testigo en la sucesión apostólica. Por eso, mi recuerdo se dirige agradecido, en primer lugar, al Sucesor de Pedro, el Papa Francisco, por confiarme esta nueva tarea. Con Pedro y bajo Pedro, en comunión con mis hermanos obispos, asumo esta misión con la confianza puesta en el Señor y en mi Madre la Iglesia. Mi agradecimiento se dirige, en segundo lugar, a quienes me han precedido en el ministerio apostólico: a don Rafael Bellido, primer obispo de la restaurada diócesis de Asidonia-Jerez, que hizo de su lema episcopal (“servir a Dios con alegría”) un estilo de ejercicio pastoral; al muy querido y recordado don Juan del Río, discípulo entusiasta de san Juan de Ávila, que ha dejado profunda huella con el testimonio siempre alegre de su vida y de su muerte; y a mi inmediato predecesor don José Mazuelos, tiempo atrás compañero romano de estudios, que ha hecho crecer lo que otros sembraron y ha seguido sembrando con dedicación ejemplar la semilla siempre viva del evangelio, puesta la mirada en Jesucristo Redentor de los hombres. Mi gratitud sincera también a don Federico Mantaras que ha cuidado con sabia prudencia, como Administrador diocesano, la diócesis en este último curso, especialmente complejo por la situación de pandemia que aún padecemos. Reconozco y valoro el buen trabajo de mis predecesores, consciente de incorporarme a un cauce de rica vida eclesial con la misión de recibir, custodiar y acrecentar con la Gracia de Dios lo que nuestros mayores nos han legado.

Dirijo mi saludo lleno de afecto a mis hermanos sacerdotes, colaboradores inmediatos del ministerio episcopal. Con ellos, saludo también a diáconos y seminaristas. Nada puede el obispo sin su presbiterio. Os pido que me recibáis con paciencia, que me ayudéis a ser vuestro obispo, de modo que, juntos, en la familia del presbiterio, seamos amor del Corazón de Cristo para nuestro pueblo.

Saludo de todo corazón a las personas consagradas que, en la diversidad de carismas, embellecen la Iglesia: las de vida activa y las contemplativas. Confío en unas y otras para que la Iglesia muestre toda su belleza y radicalidad: unas llevando el bálsamo de la misericordia divina a nuestros contemporáneos, especialmente a los más heridos por la adversidad; otras sosteniendo con su vida escondida en Cristo la evangelización; todas recordándonos con su consagración que hemos sido creados para el Cielo.

Recibid, en fin, mi afecto entrañable todos los fieles laicos, llamados a ser luz del mundo y sal de la tierra en el cumplimiento responsable de las tareas temporales. El mundo necesita el testimonio de vuestra vida santa para sanar las heridas de nuestro mundo y compartir con todos la alegría de creer. Cuento con todos vosotros, fieles laicos de las parroquias y hermandades, de movimientos y asociaciones de fieles, para hacer que nuestra diócesis sea cada día más sinodal, según la reiterada petición de nuestro Papa Francisco, es decir, para que todos caminemos juntos como verdadera familia diocesana, en la familia grande de la Iglesia Católica.

Mi saludo cordial se dirige también a las autoridades civiles, a quienes expreso mi deseo sincero de una colaboración respetuosa en la búsqueda conjunta del bien común y en la construcción de una sociedad más fraterna.

De los fieles de la Diócesis de Getafe, con el permiso de don Ginés, no me despido. No puedo. Me habéis arrebatado el corazón. Poniendo mi confianza en el Sagrado Corazón de Jesús, os pedí hace casi nueve años que me ayudarais a ser vuestro obispo auxiliar. Me habéis ayudado infinitamente más de lo que nunca podré y sabré agradecer. Ahora vuelvo a experimentar el desgarro que como sacerdote he vivido en otros traslados. Es el momento de hacer, de las lágrimas, oración. Sé que vuestro afecto me seguirá sosteniendo y seguiré contando con vuestra ayuda y plegaria. Contáis para siempre con la mía.

Pongo mi ministerio episcopal en manos de la Inmaculada Concepción, Patrona de la Diócesis de Jerez, a la vez que acudo a la intercesión de su Patrono, san Juan Grande, para que en el cumplimiento de la tarea que ahora la Iglesia me encomienda solo busque la mayor gloria de Dios y la santificación de los fieles que me son confiados. Pedid al Señor que me conceda ser vuestro obispo al estilo de san José: enamorado siervo de María Santísima, custodio del Redentor, trabajador servicial y padre en la sombra.

Con mi bendición y afecto, en Cristo y María,

En Getafe, a 9 de junio de 2021

Memoria litúrgica de san Efrén el Sirio

 

+ José Rico Pavés

Obispo electo de Asidonia-Jerez

 

 

 

Contenido relacionado

«El Verbo Encarnado», una exposición en la catedral de Málaga

Mons. Catalá ha inaugurado en la Catedral la exposición y veneración...

Enlaces de interés