D. RAFAEL HIGUERAS. CON MOTIVO DEL CÓNCLAVE PARA ELECCIÓN DEL SUMO PONTÍFICE

ODISURhttps://odisur.es
Oficina de información de los Obispos del Sur de España

 

Jaén, 9 de Abril de 2005

Con motivo del próximo Cónclave para la elección del Sumo Pontífice

 

 

A los sacerdotes, religiosos y seglares de la Diócesis

“Tú eres Pedro y sobre esta «piedra» edificaré mi Iglesia” (Mt 16, 18)

 

Hemos vivido una manifestación de sentimiento universal por la muerte del querido y siempre recordado Juan Pablo II. Hoy ya su cuerpo reposa en la tierra cerca de los restos del primero de los Papas, el apóstol Pedro.

Ahora nuestra oración debe dirigirse de modo principal al Espíritu Santo para que conceda a la Iglesia Católica el Pastor que necesita. A este Espíritu Divino hemos de invocar en estos días intensamente tanto en la oración privada como en la litúrgica.

El mismo Santo Padre Juan Pablo II, el 22 de Febrero de 1996, mediante la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis, dejó previstos todos los asuntos referentes a este momento de Sede vacante y allí mismo habla de las “meditaciones ponderadas sobre los problemas de la Iglesia en ese momento y la elección iluminada del nuevo Pontífice”, que habrá de hacerse en las Congregaciones generales del Colegio Cardenalicio.

En estos días, por tanto, conviene que la Iglesia invoque continuamente a Dios para que siga asistiéndola con la fuerza del Espíritu Santo y a través de un nuevo Romano Pontífice que nos sea dado.

Por estos motivos, en todos los templos de la Diócesis, y según lo permitan las normas litúrgicas, se elevarán continuas preces para que Dios nos conceda pronto el Pastor Universal que la Iglesia Católica necesita.

Cada uno de los párrocos y rectores de templos establecerá el modo de realizar estas preces tanto en los actos litúrgicos como en Vigilias de oración u otros actos de piedad que consideren oportunos, “pro eligendo Pontifice”.

Tan pronto como se conozca quien sea elegido como Obispo de Roma y, por ello, Sumo Pontífice, todas las campanas de la Diócesis repicarán de modo prolongado para anunciarlo así al Pueblo de Dios, fijando algún acto de culto a Dios en acción de gracias.

Desde este Obispado, cuando sea anunciada a la Urbe y al Orbe la buena nueva de la elección, se dispondrán los actos que sea oportuno celebrar en la Santa Iglesia Catedral.

Ruego a todos los sacerdotes de la Diócesis que organicen al mismo tiempo otros actos, como reflexiones, actos informativos, coloquios, en que puedan exponerse algunos puntos de Eclesiología: La Iglesia Universal, el Primado del Romano Pontífice, el modo de elección, etc.

Considero que estos días debemos verlos como un regalo de la Providencia para ofrecer al Pueblo cristiano la doctrina sobre la Iglesia. Me permito sugerir como ayuda inestimable la Constitución del Concilio Vaticano II sobre la Iglesia (Lumen gentium), la misma Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis, citada más arriba, e incluso algunos libros sobre la Iglesia y el Romano Pontífice, al alcance de todos.

Si es signo de fidelidad a Cristo, tanto más necesario es fomentar en momentos de “laicismo” y secularización, el sano y limpio amor a la Iglesia.

Con el deseo de que el Espíritu Santo nos ayude a todos en nuestra oración, y nos conceda un amor grande a Jesucristo y a la Iglesia y una devoción filial al Obispo de Roma, Pastor de la Iglesia Universal.

 

 

Rafael Higueras Álamo

Administrador Diocesano

 

Contenido relacionado

Relevo en la Archidiócesis de Sevilla

Unos cuarenta obispos acompañarán a mons. Saiz en su toma de...

Enlaces de interés