Un hermoso canto a la fe

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

La tarde del 8 de julio de 2016 quedará señalada en la particular historia de la Fundación Victoria: más de 3.500 personas participaron del concierto coral dirigido por Monseñor Marco Frisina en la Santa Iglesia Catedral. En concreto 470 coralistas provenientes de coros y corales de Málaga, Huelva, Ciudad Real, Toledo, Lugo o Roma; el centenar de músicos de la Joven Orquesta Provincial de Málaga y 3.000 asistentes que abarrotaron el templo desde una hora antes de comenzar el concierto.

FUNDACIÓN VICTORIA. Monseñor Marco Frisina, Titular del Coro de la Diócesis de Roma y batuta habitual de las solemnidades vaticanas, dirigió por primera vez en España presentando un programa marcado por el recuerdo a Juan Pablo II y los llamamientos a la paz, la esperanza y la alegría. «No es un concierto al uso», advirtió Marco Frisina nada más tomar la palabra, será un «encuentro de oración con los textos de la escritura» en forma de canción.«Aunque no lo sepáis, cantaréis. Es el milagro», dijo con una sonrisa amable.

El Obispo de Málaga y Presidente de la Fundación Victoria, Monseñor Jesús Catalá presidió la celebración desde el Coro de la Catedral, acompañado de autoridades civiles y eclesiásticas y por representaciones de los patrocinadores y colaboradores del encuentro.

Monseñor Marco Frisina se dirigía a la audiencia para explicar cada pieza. El fin último, como deja siempre claro, es comunicar la palabra de Dios a través de la música. ‘El cielo canta la gloria de Dios’, tomado del Salmo 18, abrió el recital. El primero de doce temas envolventes, épicos unos y con ritmos más populares otros, pero todos rodeados de una gran solemnidad y emotividad con mensajes de paz, alegría, amistad y esperanza.

En tres ocasiones rememoró Frisina a Juan Pablo II, «muy significativo en mi vida y en la de todos». Para su canonización escribió el himno ‘Abrid las puertas a Cristo’ (‘Aprile le porte a Cristo’) tomando la frase que Karol Wojtyla pronunció «con fuerza» al inicio de su pontificado. Admitió su debilidad por ‘Tu es Petrus’, llamó a la esperanza con ‘Chi ci separeà’, explicó el significado de la verdadera alegría con ‘La vera gioia’ y todos los coralistas lanzaron un grito por la paz en ‘Pacem in terris’. Los niños pusieron la nota dulce al encuentro tomando la voz cantante en ‘Eccomi’ y en el himno final ‘Jesus Christ, you are my life’.

Un canto de alegría con el que Monseñor Marco Frisina despidió una intensa semana de oración y música en Málaga.

Contenido relacionado

Enlaces de interés