Un día para compartir la ilusión por la catequesis

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

El 6 de junio, Casa Diocesana Málaga acoge la reunión de delegados diocesanos de Catequesis de las Provincias Eclesiásticas de Granada y Sevilla. Con este motivo, el delegado de Catequesis de la diócesis de Málaga, Manuel Márquez Córdoba, dirige esta carta a los feligreses de la diócesis.

Los delegados de catequesis de las provincias eclesiásticas de Granada y de Sevilla nos vemos habitualmente todos los años para poner en común proyectos, experiencias y dificultades relacionadas con la catequesis que cada uno vive en su diócesis.

Y, al compartir nuestras experiencias, nos damos cuenta con mucha alegría de que la Iglesia sigue viva, y que, como Madre que tiene la tarea de engendrar y alimentar en la fe a sus hijos, no se cansa de seguir buscando caminos para educarlos y fortalecerlos.

Así mismo esta reunión nos da la oportunidad de poner en común lo que cada delegación realiza como parte de su trabajo: materiales elaborados para la catequesis, iniciativas de cursillos de formación presencial u online que se están impartiendo, modelos de encuentros de catequistas llevados a cabo a nivel de arciprestazgos o diocesanos, folletos que se ofrecen para la preparación de los sacramentos, celebraciones del día de la catequesis y rito de envío, y descubrimos la creatividad y la riqueza de cada diócesis y cómo la Iglesia es una.

También es un momento para compartir los retos relacionados con la catequesis que tiene cada diócesis y las respuestas que se van dando a los mismos.

Y comprobamos con alegría y esperanza cómo está más presente en toda la Iglesia el reto de proclamar el primer anuncio que suscita el interés por conocer y seguir a Jesucristo. Cómo se va consolidando el reto del catecumenado para niños y adultos no bautizados en algunas diócesis, aunque todavía queda mucho por hacer. Cómo el reto del despertar religioso que se inicia en el seno de la familia, antes de la catequesis, y donde nos queda mucho por hacer, aunque seguimos buscando cauces y momentos ocasionales que propicien este despertar. Cómo el reto de la Iniciación Cristiana, que va tomando forma: en la información de la convocatoria, en la celebración de los sacramentos, en el fin que se quiere conseguir, qué significa que los niños y niñas sigan a Jesucristo. O con respecto a la formación de jóvenes, para los que ya existen itinerarios en algunas diócesis; y así mismo para la formación de adultos que cuenta ya con suficientes recursos y materiales.

Quiero terminar dando gracias a Dios porque una vez al año compruebo que la Iglesia como Madre, a través de la catequesis, sigue engendrando, consolidando y alimentando a sus hijos en la fe.

Contenido relacionado

«Os pido que me ayudéis. Aún tengo la «L» en el ministerio»

Fernando Eningo Patabobe, ordenado de cura el pasado mes de junio,...

«¿Cómo os sentiríais si hubieseis salido con quince años de vuestra casa?»

Thierno nació en Guinea central. Abandonó su país con 15 años,...

Enlaces de interés