Un centenar de laicos del arciprestazgo de Álora celebra un retiro de Cuaresma

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Un centenar de laicos del arciprestazgo de Álora se reunieron el sábado 5 de marzo para celebrar un día de retiro cuaresmal. La parroquia de Nuestra Señora de la Rosa, en Cerralba, acogió el encuentro de oración y reflexión, que concluyeron con un almuerzo compartido.

Por la tarde, los participantes subieron desde Cerralba hasta Gibralgalia, para conocer la orba del beato Tiburcio Arnaiz y de las Misioneras de las Doctrinas Rurales, que este año están celebrando un Año Jubilar con motivo del centenario del comienzo de su misión en la Sierra. Con esta peregrinación, los participantes tuvieron la ocasión de ganar la indulgencia plenaria.

Un día de acción de gracias, en palabras del arcipreste, Francisco González: «Damos gracias a Dios por este intenso día de oración y fraternidad arciprestal».

Año Jubilar 

Corría el año 1922 cuando, pasado el día de Reyes, la primera misionera de las Doctrinas Rurales, María Isabel González del Valle, subió a vivir a un rancho en la Sierra de Gibralgalia junto a otras tres chicas malagueñas y comenzaron a vivir con el plan que el beato P. Tiburcio Arnáiz les marcó. La alfabetización de niños y jóvenes, la formación para adultos, la vida de piedad entre los serranos y la visitas a los enfermos, fueron los principales encargos.

Al mes, aproximadamente, explica la hermana Leticia Montero, directora actual de las Misioneras de las Doctrinas Rurales, «san Manuel González conmovido por el sacrificio que estaban haciendo de verse privadas de la Misa y la comunión frecuentes, porque la bajada a Pizarra, donde se encontraba la parroquia mas cercana, eran tres horas de camino, andando o en caballería, y solo podían bajar los domingos, les da permiso para tener el Santísimo si preparan un lugar digno. Prepararon otro rancho, lo mas dignamente que pudieron con damascos y las imágenes de Granda de una capilla que tenía María Isabel en Madrid, y que desmontó y la llevó a la Sierra. Allí estuvo viviendo el Señor Sacramentado como en otro Belén, hasta que se terminó la iglesia en diciembre del mismo año y fue inaugurada por san Manuel González el 24 de diciembre de 1922».

Por ello, este año 2022 se cumple el centenario de aquella primera Doctrina Rural que emprendieron junto a María Isabel Gonzáles del Valle, Julia Crooke Heredia, Carmen Gumucio y Ángeles Macías y, como comenta la hermana Leticia, «celebrarán un Año Jubilar durante el que se podrá ganar la indulgencia plenaria visitando los templos donde están los sepulcros de los dos fundadores de las Doctrinas Rurales: la Iglesia del Sagrado Corazón, donde está el beato P. Arnaiz y la iglesia de Gibralgalia, donde está el sepulcro de María Isabel».

El Año Jubilar comenzó con una Misa Solemne presidida por el Obispo de Málaga, D. Jesús Catalá, en la Sierra de Gibralgalia, el sábado 8 de enero, a las 11.00 horas.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Enlaces de interés