Seminaristas y sacerdotes estrechan sus lazos

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

El 22 de enero se celebra el anual encuentro entre el clero diocesano y los seminaristas malagueños. Una jornada de formación, oración y convivencia que ayuda a estrechar lazos. Pero la fraternidad de los seminaristas con los sacerdotes va más allá de este encuentro, y se extiende a lo largo de todo el año.

«Durante el curso, cada mes, los seminaristas visitan una parroquia. Allí, comparten la fe y dan testimonio de la llamada que han recibido dentro de la Iglesia a amar y seguir a Cristo como pastores» dice Antonio Eloy, vicerrector.

Además, cada uno de ellos tiene una parroquia de origen, sacerdotes como referencia y amigos dentro del presbiterio, que les ayudan a desarrollar su vocación. El seminarista Juan Manuel, cuando está en su casa, en Marbella, vive intensamente la vida parroquial. él mismo afirma que «la relación con mi parroquia me hace disfrutar de la liturgia y el encuentro con Dios en el altar, además de compartir momentos preciosos con mi párroco y los que conformamos la parroquia».

Los sacerdotes jóvenes y los seminaristas tienen un trato bastante familiar, pues muchos de ellos han sido compañeros. A su vez, se ve un gran cariño de los seminaristas hacia los más ancianos, ayudándoles y hablando con ellos, pues todos saben que la experiencia de estos sacerdotes entregados les sirve para aprender sobre su futuro ministerio.

La experiencia pastoral de José Miguel es un claro ejemplo de cómo viven los seminaristas su pastoral y relación con los sacerdotes de sus destinos. «Una vez al mes –apunta– voy a la Asunción. Participo en la Eucaristía, sirvo el altar, ejercito el lectorado y, como ministro extraordinario, reparto la comunión. En los momentos de menos actividad, rezo la Liturgia de las Horas con el párroco o hablo con él, para aprender de su experiencia».

Son muchas las vivencias entre seminaristas y sacerdotes. Pero en especial podemos destacar el encuentro anual Seminario- Presbiterio en el que unos y otros conviven e incluso se enfrentan en un divertido partido de fútbol.

Francisco J. Cuenca
Seminarista

Contenido relacionado

Rosario de la Virgen de los Remedios por la paz

La Hermandad de los Remedios celebra su tradicional Rosario del mes...

Mons. Catalá: «Estoy seguro de que las instituciones se van a volcar en las...

El obispo de Málaga, D. Jesús Catalá, ha participado este jueves...

Enlaces de interés