Santa Ángela de Mérici, pionera en la Iglesia

Diócesis de Málagahttps://www.diocesismalaga.es/
La diócesis de Málaga es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Málaga.

La santa que celebramos este 27 de enero es una de esas mujeres que revolucionaron la Iglesia haciéndola más madre, más cercana a los hombres y mujeres de su tiempo. Nacida en 1474 en el pequeño pueblo italiano de Desenzano del Garda (de Mérici es su apellido, no el lugar de su nacimiento), tenía clara su vocación religiosa y se convirtió en terciaria franciscana.

Su devoción hacia el santo de Asís la llevó a optar por una vida muy sencilla, comiendo de forma muy austera y sin querer tener posesiones, ni siquiera una cama donde dormir. 

Tras diversas visiones y dones místicos, ángela reúne a un grupo de mujeres con quienes se dedica a la oración y a la educación de niñas y jóvenes, convirtiéndose así en pionera de la vida consagrada apostólica para mujeres, con la que sería la primera institución femenina dedicada a la educación.

A santa ángela de Mérici estaba dedicada, precisamente, la iglesia romana en la que tomó posesión como cardenal presbítero en 2014 el que fuera administrador apostólico de nuestra diócesis malagueña, Mons. Fernando Sebastián, que tanto amó a la Iglesia de Málaga y donde pasó sus últimos años.

Fundadora de las Ursulinas

En  una de sus visiones, a ángela de Mérici se le mostró un grupo de jóvenes vírgenes subiendo hasta el cielo por una escalera luminosa, a la vez que una voz le prometía que sería la fundadora de una compañía de doncellas como la que acababa de ver. 

En 1535, un primer grupo de 27 jóvenes seguidoras juraron sus votos de castidad y obediencia, no el de clausura, y añadieron el de la enseñanza. 

Esta nueva orden se puso bajo el amparo de Santa úrsula, patrona de los estudiantes en las universidades del Medievo, por lo que pasaron a conocerse popularmente como las ursulinas. Santa ángela fue elegida como superiora, ejerciendo su cargo durante los últimos años de su vida. 

Cuatro años después de su muerte, acaecida en 1540, el Papa confirmó la Compañía de Santa úrsula como congregación. 

Tras casi 500 años, la escalera luminosa que el Señor le concedió ver a ángela sigue enviando a miles de vírgenes consagradas al cielo después de una vida llena de entrega a Dios y a los más necesitados desde las distintas familias de consagradas de vida activa.

Contenido relacionado

El palco de Guille

La crónica del Festival de Málaga firmada por "El del medio...

Álora celebra la Solemnidad del Corpus Christi

Un año más, la solemnidad del Corpus Christi se ha vuelto...

Enlaces de interés